Ausangate


Allí en América del Sur, en la región del Cusco en la República de Perú, la Naturaleza ha jugado a las manchas y no se ha cansado de dibujar maravillas en las rocas.

La quinta montaña más alta del Perú, se llama Ausangate. Con más de 6300 metros de altura, presenta a la vista un espectáculo tan formidable que pareciera sacado de la paleta de un pintor.  Ubicada en el distrito de Pitumarca, casi donde se termina el país, es señalada como una de las montañas más hermosas del mundo y también una de las menos conocidas del planeta, sin poder explicar muy bien esta rareza.

Se la conoce también como “El Techo del Inca” o “Vinicunca” que significa “cerro de colores” y está ubicada a unos 100 kilomeros del Cusco. La zona está poblada de aves y animales nativos, habitantes de esta zona que alguna vez fue la cuna sagrada de la cultura andina.

Ausangate, forma parte de las montañas Willkanuta, y tiene tal variedad de tonos, colores y brillos, que pareciera haber salido de un cuento fantástico. Los habitantes de lugar son por lo general agricultores y son también los guardianes de los grandes glaciares, y los valles extensos con sus formaciones de colores azules, ocres, turquesas o rojos.

Ausangate es hinóptica y extraordinariamente bella. Sin embargo, estas pocas fotografías no alcanzan a mostrar toda la insólita paleta que ha utilizado la Pachamama para pintarla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *