Rasputín y su pene



rasputinGregori Yefimovich Rasputin,
más conocido por el simple mote de Rasputín a secas, fue un místico ruso que supo tener enorme influencia en la corte de la Dinastía Romanov.

Se lo apodaba “el monje loco”, había nacido en la Siberia occidental en 1869 y decía tener poderes similares a los de Jesús, pero su cercanía con el poder de los zares hizo que los nobles y el entorno que no veía bien su enorme influencia sobre la zarina planificara asesinarlo en la noche del 29 de diciembre de 1916.

La verdad es que el zar Nicolás II no realizaba ninguna operación si antes no tenía la aprobación de este excéntrico personaje que parecía ser el patrón de Rusia, ya que con su enorme carisma se había ganado la confianza de buena parte de la familia real y de la aristocracia rusa.  Su figura era de cierta belleza y además eran legendarios sus excesos y prácticas sexuales, siendo famoso por el tamaño de sus genitales, todo lo cual lo hizo rodearse de innumerables admiradoras.

Precisamente fue esa la excusa para atraerlo al palacio del príncipe Yusupov, prometiendole una cita con una voluptuosa dama de la corte. Una vez allí le dieron a beber un vino especialmente preparado con una fuerte dosis de veneno mientras esperaba a la mujer que nunca llegó. Pero Rasputín no murió y eso impresionó a los conjurados que optaron por  efectuarle varios disparos casi a quemarropa y un fuerte golpe de bastón en la cabeza. Aún así, el monje loco no moría, provocando el pánico místico entre sus asesinos, que decidieron envolverlo en una alfombra y arrojarlo al río donde finalmente falleció ahogado.

La leyenda cuenta que en la autopsia, a Rasputin le cortaron el pene, el cual a partir de su asesinato, deambuló por media Europa. En 1920 apareció en Paris, donde un grupo de rusos expatriados lo adoraron como muestra de fertilidad. Se vuelve a tener noticias de su miembro en 1977, cuando un tal Dr Ripple dice ser el propietario del órgano, que lo conserva hasta que en 1994 se lo vende a un coleccionista de California, el cual lo subasta tiempo después siendo adquirido por el Dr. Igor Knyazquin, médico jefe del Centro de Próstata de la Academia Rusa, quien abre un museo de arte erótico con 15.000 artículos en 2004.

En este museo, lógicamente el falo estrella es el de Rasputín, no solo por sus medidas exageradas sino por la historia que lo rodea.

Hasta ahora, la supuesta amputación de los genitales de Rasputin son meras especulaciones y no hay pruebas científicas que demuestren la verdadera autenticidad del pene famoso, pero no hay dudas que con el tiempo ha ganado casi tanta popularidad como su propio dueño y su excepcional tamaño…

 

Rasputin rodeado de mujeres que lo admiraban

Rasputin rodeado de mujeres que lo admiraban


09_RASPUTIN_ACOMPAyADO_POR_MILITARES_RUSOS_

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *