La Atlántida


619573_280Durante más de dos mil años, la leyenda de la Atlántida, una isla muy rica, arrasada por un cataclismo de proporciones gigantescas, ha fascinado la imaginación del mundo entero.

Fue Platón, el gran filósofo griego el que planteó la existencia de este idílico lugar, situado en las cercanías de los Pilares de Hércules, lo que actualmente es el Estrecho de Gibraltar.  Sus dominios iban por todo el Mediterráneo hasta Egipto y Turquía. Era un lugar paradisíaco con elevadas alturas, grandes recursos naturales y abundancia de alimentos.  Altas montañas la protegían de los vientos del norte y muchos animales, como por ejemplo caballos, dice Platón,  rondaban sus praderas. Diez reyes gobernaban las diez regiones de esta isla y la gente era feliz y convivía en sana armonía.

Sus habitantes desdeñaban los placeres materiales y la virtud era lo que más respetaban.

Sin embargo la Atlántida decidió ampliar sus territorios y fue Atenas la única en oponerse, venciendo en la batalla. Fue Poseidón el que desató entonces su ira contra la isla y en el año 9.500 a.C. estalló un tremendo cataclismo que hizo desaparecer bajo las olas este territorio. Con la isla se fueron todos sus rastros y nada quedó sobre el planeta.

Platón estaba convencido de esta historia, pero hay algunos datos que no cierran.

La civilización más antigua que se conozca data del 3.500 aC, en la zona del actual Irak y no hay indicios de asentamientos antes de 7.000 a.C. y la ciudad-estado de Atenas no existía 9.500 años antes de Cristo. Incluso no hay datos sobre la existencia de caballos en Europa hasta la edad de Bronce, o sea 3.000 a.C.

ATLNTI1

En 1992, el alemán Eberhard Zangerr, experto en geoarqueología, ciencia que asocia la arqueología con los cambios en el paisaje, publicó los resultados de un estudio de una década sobre la ubicación de la Atlántida.  Según él, afirma que Troya, en Turquía, responde a la descripción de Platón y afirma que en el 1.200 a.C las inundaciones sumergieron las regiones de Troya localizadas en las llanuras.

Mientras tanto, la isla griega de Thira (hoy Santorini) sigue siendo la ubicación más probable, ya que en el año 1.500 a.C el volcán de esta isla entró en erupción y la isla fue devorada por el mar.

Sin embargo ninguna de las dos hipótesis coincide con los 9.500 años que expresa Platón. Y se ha dicho que esto es sencillamente porque a Platón se le escapó un cero de más y en realidad quiso decir 950 años, fecha que coincidiría, ahora sí, con las erupciones de Thira. Quizás nunca se sepa si el relato de Platón es realidad o ficción. Si se comprobara el error en la fecha y se asegurara que los Pilares de Hércules no siempre se refirieron al Estrecho de Gibraltar, el misterio de la Atlántida quedaría resuelto. Mientras tanto, la duda seguirá persistiendo…

atlantida 01_26

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *