Laika, heroína y mártir


descarga (3)Deambulando por las calles de Moscú andaba en 1957, una perrita llamada Kudryavka, que en ruso significa “pelo rizado”.

Fue capturada por el programa espacial soviético y rebautizada sucesivamente como Zhuchka (“bichito”), Limonchik (“limoncito”) y finalmente Laika (“ladradora”), nombre con el que se convirtió en heroína y pasó a la historia.  Esta perrita callejera fue el primer ser vivo que orbitó el planeta.

Los científicos poco y nada sabían en esa época de los efectos que podría causar un vuelo de estas características, razón por lo cual entrenaron a Laika durante meses para lanzarla al espacio a bordo de una nave espacial el 3 de noviembre de aquel año. La nave era el Sputnik 2 y la pequeña Laika, de tres años de edad, fue conectada a sensores que controlaban todo su organismo y eran seguidos telemétricamente desde tierra. No hay dudas que la perrita estuvo sometida luego del lanzamiento, a un stress descontrolado, pero aún así el mundo estuvo pendiente de su regreso sana y salva, cosa que nunca sucedió.

La nave no estaba preparada para una vuelta exitosa y por eso los científicos habían planeado sacrificar a Laika, luego de diez días de vuelo, con comida envenenada. Eso tampoco fue necesario, ya que la pobre perrita murió unas siete horas después del despegue debido al sobrecalentamiento de la nave. Durante años la Unión Soviética dio versiones contradictorias y recién mucho tiempo después, la muerte de Laika desencadenó una reacción mundial sobre el maltratoRIA "Novosti" photo laika2 Russia Space Dog a los animales.

El Sputnik orbitó el planeta 2570 veces y explotó 163 días después, el 14 de abril de 1958, al entrar en contacto con la atmósfera. Pero la pregunta sigue pendiente: ¿era necesaria la muerte de un animal inocente al solo efecto político de encabezar una carrera espacial?. Seguramente no.

Por eso, aunque más no sea, por lo menos tengamos como humanos, la grandeza moral de recordar a Laika con el mayor de los respetos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *