Cañón del Sumidero


sumidero3A unos cinco kilómetros de Tuxtla Gutierrez, capital del estado de Chiapas, en el sur de México se encuentra una maravilla natural que impacta: el majestuoso Cañón del Sumidero.

A lo largo del Rio Grijalva, se levanta impactante con una altura superior a los mil metros sobre el nivel del agua, una profundidad de más de doscientos cincuenta y un ancho promedio de 200 metros.

Navegarlo es una experiencia inolvidable ya que uno está recorriendo una falla que se abrió hace más de diez millones de años en la Sierra Norte de Chiapas y ha sido nominado para ser reconocido como una de las siete maravillas del mundo natural.

La fauna y la flora es abundante y a uno y otro lado de sus increíbles paredes se pueden observar especies de todo tipo.  Pequeños monos saltarines, esquivan la presencia de los cocodrilos y sobre el agua asoman inquietantes culebras y delgadas serpientes que espian la llegada de las embarcaciones que navegan rumbo al final del cañón, que remata en el “Chicoasén”, la represa hidroeléctrica Manuel Moreno Torres. Garzas, mapaches, tortugas, peces y cientos de especies tienen aquí su habitat natural.

En la época de la conquista sucedió en este lugar un hecho trágico. En efecto, en enero del año 1527, la expedición española encabezada por el capitán Diego de Mazariegos llego a Tochtla (hoy la capital Tuxtla), e inmediatamente invitó a los indígenas a pagar tributos. Los chiapanecos se negaron y empezaron a atacar a los enviados del rey, pero las fuerzas conquistadoras con mejores armamentos, los debilitaron rápidamente. Ante ello, y viendo que eran doblegados, tomaron a sus mujeres y niños y provocaron un suicidio masivo, arrojándose toda la comunidad a las aguas del rio Grijalva desde las alturas del cañón, terminando con heroismo una historia jamás doblegada. Creían además que las fuerzas del inframundo les devolvería su ansiada libertad…

El Cañón del Sumidero, majestuoso e impactante, recorre 32 kilómetros y cubre 21.000 hectáreas, pudiendo observarse sobre sus paredes figuras pétreas que recrean el paisaje, como por ejemplo, el Arbol de Navidad o cuevas donde se puede entrar con lanchas, o pequeñas cascadas y cursos de agua que se precipitan desde las alturas.

Esta falla geológica es sin duda alguna, uno de los lugares más bellos de Mexico, no solo por su vista imponente sino también por su historia, por su ecosistema y por su misteriosa formación.

Este planeta nos regala fenómenos naturales de todo tipo.

 

sumidero descarga descarga (1) canon_01 8391_1242842528581572

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *