El Caso Cash-Landrum



61e162811d0aBetty Cash, Vickie Landrum
y un pequeño nieto de esta última, de solo siete años, Colby Landrum, viajaban en auto de regreso a sus hogares en Dayton, cerca de Houston, Texas, en la noche del 29 de diciembre de 1980.

Cerca de las nueve de la noche, el trío con Betty al volante, circulando por la carretera F1485, mientras cruzaban un bosque de pinos y robles, ven una luz brillante sobre los árboles. La luz creció más y más mientras brotaban una especie de llamas por debajo de ella. De repente se detuvo directamente sobre la ruta,obligando a Betty a frenar bruscamente.

Los tres observaron el ovni que flotaba sobre el camino a unos 50 metros de distancia, manteniéndose suspendido a unos 7 metros del suelo. Salieron del auto para ver mejor ese objeto que iluminaba los árboles y los alrededores. Parecía, dijeron, que estaba hecho de aluminio mate y con cuatro puntas de diamante redondeadas, con una fila de puntos azules en su centro. De vez en cuando emitía un sonido agudo y generaba un calor intenso. El pequeño Colby se asustó y pidió llorando volver al auto, un Buick Cutlass, mientras el ovni se elevaba emitiendo una ráfaga ígnea.  Dicen que el auto estaba tan caliente que al tocar la puerta con la mano, debieron retirarla algunos segundos.

La luz se mantuvo a cierta distancia hasta que repentinamente apareció un grupo de helicópteros.  Betty aceleró su auto y avanzó unos 8 kilómetros desde donde pudieron ver toda una dantesca escena con el ovni a distancia y un enjambre de helicópteros alrededor. Uno de estos, un gigantesco Chinook-47 de aspas gemelas, volaba con gran estrépito sobre ellos. Contaron en total 23 aeronaves de diversos tipos en persecución de esta nave desconocida.

cash-landrum copyrighted_bcash2

En las horas siguientes, los tres testigos sufrieron hinchazones, ampollas, dolores de cabeza y estómago. Vickie sufrió escoriaciones en sus manos con mucho dolor y el pequeño Colby una erupción cutánea muy similar a una quemadura solar. Betty fue hospitalizada con una dolorosa hinchazón ocular y al cabo de unas cuantas semanas los tres había sufrido la pérdida total del cabello, que aunque lo recuperaron con los días, era diferente al que habían tenido. Los médicos afirman que los síntomas mostrados son compatibles con la exposición a la radiación electromagnética intensa de bandas ultravioletas, microondas y rayos X.

Varios testigos confirmaron el aspecto y derrotero del ovni y la presencia de numerosos helicópteros en el cielo esa noche. Sin embargo, las bases aéreas militares niegan que una flota de este tipo haya salido desde sus campos. Vickie está convencida que el dispositivo militar secreto le causó lesiones y Betty demandó al gobierno por negar evidencias.El origen y naturaleza del ovni de Texas en aún un enigma, ya que iniciado con pruebas y testigos confiables, todo terminó en una maraña de negaciones oficiales y sospechas de toda índole.

En 1986 el caso fue sobreseído sobre la base de que “ningún objeto de ese tipo era operado o estaba en el inventario del Ejército, de la Marina, de la Fuerza Aérea Americana o de la NASA”.   Algo realmente inaceptable.

  

heliufo descarga (1) images (2) ufo-reports-108b

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *