Los Cráteres Rusos


0011308617Nuestro planeta sigue sorprendiendo a la comunidad científica. Una gran cantidad de cráteres o huecos se han estado formando en los últimos tiempos, como por ejemplo los tres grandes agujeros que han aparecido en el norte de Rusia. eee

El primero sucedió a fines de 2014 cuando un boquete de 30 metros de diámetro y más de 70 metros de profundidad se abrió en la península de Yamal.  Lo bautizaron como B1 o el “cráter del fin del mundo”.

Estos habían sido atribuidos a condiciones climáticas inusuales, con altas temperaturas que accionaron sobre fallas geológicas que liberaron gases, provocando la creación de cráteres en regiones árticas.  Después del B1 varios nuevos cráteres se han abierto en la misma región, todos con similares características.

Pero ahora, muy recientemente, han aparecido veinte cráteres “bebés” en Siberia, lo cual desconcierta y preocupa a los científicos que se han puesto a investigar urgentemente tan extraño fenómeno.  Los minicráteres aparecieron alrededor de un agujero conocido ahora como B2, lo que agrega misterio por la rapidez de su formación y la falta de explicaciones al respecto.dd cc

 Ya dos de los grandes cráteres recién descubiertos – también conocidos como “embudos” por los científicos- se han convertido en lagos. Esto fue revelado por el profesor Vasily Bogoyavlensky, subdirector del Instituto de Investigación del Gas y el Petróleo con sede en Moscú, y miembro de la Academia de Ciencias de Rusia.

Y algo más preocupante aún: imágenes de satélite revelaron que los cráteres están más extendidos de lo que se pensaba. «Estoy bastante seguro de que hubo una serie de emisiones de gases durante un período prolongado de tiempo”, dijo Bogoyavlensky al diario Siberian Times. “Lamentablemente, no sabemos cuándo se producen exactamente estas emisiones, es decir, si es sobre todo en verano, o en invierno también. Sólo vemos los resultados de esta emisiones. Yo comparo esto con setas: cuando uno encuentra una seta, se puede estar seguro de que hay algunas más alrededor. Supongo que podría haber de 20 a 30 cráteres más”, señaló.

 En la zona operan complejos de extracción de petróleo y gas y hay varias ciudades en los alrededores, razones más que suficientes para estudiar el caso y sentirse preocupados, ya que la inestabilidad del terreno pueden provocar explosiones por las emisiones gaseosas, a punto tal que también se las bautizó con el nombre de “respiraderos de gas”, teniendo en cuenta que en el área se encuentra una de las mayores fuentes de metano de Rusia.gg ff aa bb

 Los científicos han desarrollado la teoría de que la aparición de cráteres está vinculada a las emisiones de metano causadas por el derretimiento del permafrost que es la capa de hielo en la superficie del suelo, debido al calentamiento global. 

Las autoridades han querido tomar con urgencia el estudio de los eventos, teniendo en cuenta que la liberación de metano atmosférico es un problema mucho más grande que la liberación de dióxido de carbono en la atmósfera, ya que el metano es al menos 20 veces más potente que los gases de efecto invernadero. 

 El estudio de imágenes de satélite mostró que cerca del famoso agujero, situado a 30 kilómetros de la zona de Bovanenkovo, en la península de Yamal, hay dos objetos potencialmente peligrosos, donde puede ocurrir emisión de gases en cualquier momento.

Vladimir Pushkarev, director del Centro Ruso de Exploración del Ártico, fue el primer hombre en el mundo en bajar a un cráter de emisión de gases, pero el ser humano todavía desconoce mucho de esas formaciones geológicas.

Los científicos rusos necesitan identificar qué áreas y qué condiciones son las más peligrosas. “Estas preguntas son importantes para la operación segura de la infraestructura de petróleo y gas y de las ciudades del norte de Rusia. Es importante no asustar a la gente, pero hay para entender que es un problema muy grave y hay que investigar esto”, aseguró Bogoyavlensky.

Rarezas de un mundo del cual todavía conocemos poco.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *