El Detergente


images (6)

Cuando compramos un mejor detergente para lavar la ropa, casi nunca estamos sabiendo muy bien porqué creemos que “es mejor”…

El secreto que hay detrás de los detergentes en polvo, es una sustancia que hace más húmeda el agua, aunque esto sea una manera rara de definirlo.  El agua en realidad no moja muy bien todas las superficies ni todas las telas por igual. Esto se debe a la tensión superficial, un fenómeno que hace que el agua tenga una especie de piel, la cual es aprovechada, por ejemplo, por los insectos en los charcos para caminar sobre ella.

Las moléculas de abajo hacen tensión sobre la superficie y eso provoca esta “cáscara”. Un proceso normal de la física.

Cuando se añade detergente, se debilitan las fuerzas intermoleculares y se reduce la tensión superficial, lo cual permite que el agua se distribuya más libremente y moje mejor todas las cosas. En el proceso de lavado, el agua “más húmeda”, penetra con más fluidez entre las fibras y ayuda a desprender las grasa y la suciedad.

images (4) detergente-formula-hacer 1221765828785_f

El ingrediente activo de los detergentes no jabonosos, es un derivado del petróleo llamado alquilbenceno, tratado con ácido sulfúrico y sosa cáustica.

Las moléculas del detergente pueden considerarse como pequeños renacuajos con cola y cabeza. Las cabezas son atraídas por las moléculas de agua porque estas tienen una pequeña carga eléctrica positiva, mientras que aquellas la tienen negativa. Y por su parte las colas rechazan el agua.

Cuando se mete la ropa sucia en una solución de detergente, las colas de las moléculas por ser químicamente similares a la grasa, se adhieren a la suciedad y se abren paso entre las fibras. De ese modo afloja la demás mugre. Las partículas de suciedad habiendo asimilado las colas, quedan revestidas con una capa de pequeños globos y se alejan flotando en el agua, llevándose las sustancias que ensucian.

Los detergente biológicos contienen enzimas, que son proteínas producidas por plantas y animales. Las enzimas actúan como catalizadores que al desencadenar ciertos procesos, ayudan a destruir manchas como salsas, sudor o sangre.  Las enzimas causan la descomposición química de las proteínas, pero los detergentes comunes funcionan siguiendo una elemental fenómeno de la física.  Aún así, muchas veces son caros…

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *