Así nació Plutón   ¡Actualizado!


clydeVenetia Katherine Douglas Burney era el nombre de una chiquita que nació en 1918. Percival Lowell es el nombre de un aficionado a las astronomía, nacido en 1855 y Clyde Tombaugh es el nombre de un muchacho que había nacido en 1906 y vivía en Kansas.

Tres protagonistas de una curiosa historia. Este último personaje, construyó un telescopio reuniendo piezas de un antiguo auto abandonado de su padre y algunos elementos de óptica que pudo conseguir buscando aquí y allá. Pasó muchas horas observando el cielo hasta que un día decidió enviar un dibujo estelar al observatorio que había fundado Lowell.  Así fue que el viejo aficionado le ofreció trabajo en su artesanal observatorio de Arizona cumpliendo el sueño del pibe.

Lowell era un soñador que creía que existía en nuestro Sistema Solar un misterioso Planeta X más allá de la órbita de Neptuno y que afectaba su órbita. A la búsqueda de ese planeta lo puso al joven Clyde de poco más de 20 años, quien pasó centenas de horas escudriñando el cielo y fotografiando una y mil veces distintos sectores del firmamento al solo efecto de descubrir algún diminuto punto luminoso que indicara la existencia de aquel posible mundo nuevo.

La mayoría de los astrónomos eran escépticos y sonreían burlonamente ante tales intentos, pero el joven prosiguió tenazmente su búsqueda durante mucho tiempo, incluso después del fallecimiento de su patrón. Finalmente llegó el día y el 18 de febrero de 1930, Tombaugh observó un pequeño cambio entre dos fotos. Era como una peca en la negrura del espacio.  Y efectivamente el sueño de Percival Lowell se hizo realidad. Allí estaba ese enano diminuto, un planeta tan pequeño como esquivo y al que nadie había logrado ubicar. Clyde Tombaugh pasó a la historia y Percival Lowell, aunque no lo pudo disfrutar, es considerado como el mentor de tal descubrimiento.

Pero…¿quién es Venetia Katherine Douglas Burney?. En ese tiempo era apenas una niña de once años que vivía en Oxford, Inglaterra.  Fue la que, inspirada en el dios romano del inframundo, eligió el nombre para bautizar a ese planeta participando de un concurso con millones de personas de todo el mundo. Así se eligió el nombre de Plutón. Todo ayudó para esta elección, ya que el pequeño esquivo parecía venir desde lo más oculto del Universo, pero tal vez lo  que más ayudó para aceptar el nombre fue el hecho de que el nombre de Plutón, comenzaba con las letras de las iniciales de Percival Lowell. Y eso era más que un merecido homenaje.

 

Venetia Douglas Burney

Venetia Douglas Burney

 

Clyde Tombaugh

Clyde Tombaugh

 

Percival Lowell

Percival Lowell

 

Planeta Plutón

Planeta Plutón

 







Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *