El Engranaje Ruso


Vladivostok

Vladivostok

En el lejano oriente ruso, muy próxima a la frontera con China y Corea del Norte, se encuentra la ciudad de Vladivostok.  A casi 10.000 kilómetros de Moscú, es el puerto ruso más destacado de Pacífico.

En ese lejano lugar del mundo, una fría noche de invierno de principios del siglo XXI, un vecino del lugar encontró una pieza de metal con forma de engranaje que estaba aprisionado en una de los carbones que utilizaba para calefaccionar su hogar.

Intrigado por el hallazgo, el hombre buscó ayuda en los científicos de la región de Primorie, cuya capital es precisamente la ciudad de Vladivostok. El objeto fue estudiado detenidamente por los expertos y grande fue la sorpresa cuando aseveraron su antigüedad.  Aunque parece en principio una exageración, se habla de una edad aproximada a los 300 millones de años y los científicos aseguran que no fue una creación de la naturaleza, sino que ha sido fabricado por algo o alguien.

La rotunda afirmación complica las cosas, ya que se desconoce quien pudo haber creado un engranaje de aluminio tanto tiempo antes de la llegada del hombre a nuestro mundo. En la actualidad, encontrar piezas extrañas en los yacimientos de carbón es un hecho relativamente frecuente, aunque obviamente sumamente extraño.Objeto-de-procedencia-desconocida metal-engranaje_thumb

En 1851, trabajadores de las minas de Massachusetts extrajeron de un bloque de carbón un jarrón incrustado de zinc y plata, que fue datado en la época Cámbrica, es decir hace unos 500 millones de años.  Muy poco tiempo después, en 1912, un grupo de científicos de Oklahoma descubrió una olla de hierro aprisionada en un pedazo de carbón datado en 312 millones de años de antigüedad. Más recientemente, en 1974, en Rumania se encontró una pieza de montaje de aluminio en una cantera de piedra de arenisca. La pieza, muy parecida a una pata de soporte de nuestras naves espaciales se remonta a la época jurásica y es imposible que haya sido fabricada por seres humanos…

Los expertos se encuentran desorientados ya que estos descubrimientos de los cuales no se puede dudar dado su realidad, hacen tambalear las doctrinas fundamentales de la ciencia moderna.

Por ese mismo motivo, el engranaje hallado en Vladivostok es otro de los misterios de este mundo. Su origen fueron las canteras de Chernogrodsky, en la región de Krakasia. El metal, tratado con agentes químicos modernos, era excepcionalmente suave y muy ligero. El objeto mide unos siete centímetros de largo y su composición supera el 98% de aluminio y un resto de magnesio. Eso va contra nuestros conocimientos, ya que el aluminio en estado tan puro no se encuentra comunmente en la naturaleza, por lo menos en nuestra época, por lo tanto se llegó a la conclusión que este elemento fue creado en forma artificial.  Comenzó a dudarse sobre el origen extraterrestre del aluminio en cuestión y se conoce a partir del estudio de aerolitos que existe en el universo el aluminio-26 que posteriormente se descompone en magnesio-26. Basados en esto, podría especularse que ese 2% de magnesio terminaría por afirmar que el origen no es de este mundo.

Lo extraño del objeto ruso es su forma. Similar a un engranaje es extremadamente difícil que en forma natural, una pieza pueda tomar ese dibujo con dientes idénticos, con intervalos curiosamente grandes entre uno y otro, lo que hace pensar en un mecanismo complejo.  En la actualidad, este tipo de piezas son realizadas para la construcción de microscopios y otros aparatos mecánicos científicos de alta complejidad.

El objeto ruso tiene forma de rueda dentada, pero una pregunta más es ¿cómo es posible esto, cuando se sabe, o por lo menos se afirma, que la rueda fue inventada por el hombre millones de años más tarde?iodinecrystals2

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *