El Extraterrestre de Carp


 descarga (2)En febrero de 1992, Ted Oechsler, investigador Ovnis de los EEUU, recibió un paquete con sello postal de Ottawa, Canadá, en su casa de Mayland.  No tenía dirección del remitente y solamente el nombre de “Guardián”, con una huella digital.

Contenía documentos del Departamento de Defensa Nacional Canadiense, e incluía una videocinta de 30 minutos.

Los primeros seis minutos consistian en imágenes móviles de lo que parecia ser un objeto con forma de disco que giraba en una noche oscura. El ovni tenía un domo con una luz pulsátil en su parte superior y mostraba otras luces de color azul, rojo y blanco. Los 24 minutos restantes mostraban el mismo fenómeno sumado a lo que parecía ser una entidad extraterrerstre con una cara luminosa, de grandes ojos oblicuos y manos brillantes.

Con ayuda de los investigadores de ovnis canadienses, Oechsler localizó a un testigo de este encuentro, el cual venía notificado en el paquete.  Era la señora Diane Labanek, quien dijo que había presenciado cómo se estrellaba un ovni que presuntamente había detectado el radar de Carp, en Ontario, Canadá, antes de caer en un pantano cercano a su casa, el 4 de noviembre de 1989.

Según el “guardiàn” la nave estaba impulsada por un campo electromagnético pulsátil y había sido fabricada de una aleación de magnesio diamétrico matriz.  Su tripulación consistía en tres descendientes de los dinosaurios que habían volado hacia el espacio exterior hacía 60 millones de años atrás y ahora regresaban para mostrarse.

Aún entendiendo que la noticia era insólita, el investigador visitó el lugar y descubrió aleaciones en el suelo y las plantas que, según concluyó, se habían secado por radiación de microondas.  La testigo también afirmó haber visto el 18 de agosto de 1991, fuegos rojos visibles desde la ventana de su casa, para luego ver descender un ovni, realizando un despliegue de luces como las que se veían en el video.  Todo esto duró unos ocho minutos, hasta que el ovni despegó y luego el lugar fue sobrevolado por helicópteros.

Oechsler afirma que el video ha sido examinado por expertos de manera exchaustiva, e incluso por especialistas de la NASA en Pasadena, California. No se habían encontrado signos de truco alguno, además de que la cadena de televisión NBC había gastado un cuarto de millón de dólares en intentar, vanamente, reproducir el video.

¿Qué fue eso?. Nadie lo sabe y nadie tampoco se atreve a desestimar ni al video ni al testigo.descarga (20) images (17) ufo2

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *