Fuego Misterioso


Fuego_Griego_DefensaAl Imperio Romano de Oriente se lo conoció como Imperio Bizantino. Tenía su capital en Constantinopla, en el mismo lugar donde hoy se levanta Estambul, la ciudad más grande de Turquía.  En la antigüedad más remota Constantinopla llevaba el nombre de Bizancio y de ahí derivó el nombre de bizantino.

Durante sus mil años de existencia, el Imperio fue un bastión muy importante del cristianismo y un poderoso tapón que frenaba la incursión del Islam, que pretendía una y otra vez incursionar en Europa Occidental.

En el siglo sexto, los bizantinos utilizaban en sus batallas marítimas, un arma que hasta el día de hoy no ha podido ser identificada: era el  “misterioso fuego griego”.iraultza images (1)

Este fuego es, hasta el momento, el arma más misteriosa de la historia de la Humanidad. Fue creado, según se dice, por un arquitecto llamado Callicinus y el secreto de su composición fue guardado por los generales muy celosamente, asesinando a cualquiera que descubriera su fórmula.  Se basaba en una extraña mezcla de poderosa combustión. Era lo más mortífero del ejército bizantino y los enemigos le tenían terror, ya que literalmente no había flota que pudiera resistir a un ataque de tal naturaleza.  El chorro de fuego no solo ardía bajo el agua sino que tenía la particularidad de adherirse a los cuerpos, siendo utilizado para derribar fortalezas, barcos y ejércitos enteros.  Algunas especulaciones incluso aseveran que esta mezcla química podría haber sido un aporte extraterrestre al ejército bizantino.

Lo cierto del caso es que aún  pasados varios siglos, nadie ha podido desentrañar tan ígneo misterio y la poderosa fórmula se ha perdido en la noche de los tiempos.

 

FUEGO GRIEGO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *