El Lago Poyang


lushanEn la provincia china de Jiangxi, se encuentra el mayor lago de agua dulce de aquel país.  Es el Poyang Hu, o Lago Poyang, que cubre una superficie de 3585 km2, el doble de Londres, con 170 kmts de largo por 17 de ancho en promedio.  No es un lago muy profundo ya que su media es de ocho metros, aunque puede llegar a poco más de veinte en sus zonas más hondas.

En el año 1363, se llevó a cabo aquí la batalla que tal vez, sea la mayor pelea naval de la historia. Fue en esa época cuando el emperador Zhu Yuanzhang, fundador de la dinastía Yuan, se enfrentó a su enemigo Chen Youliang, líder de los Han. Esa contienda, que tuvo como escenario el lago Poyang, pudo ser en efecto, una de las más grandes batallas navales de todos los tiempos por cantidad de participantes.Lago Poyang de China ... El Triángulo de las Bermudas de Oriente

Aunque el ejército Han superaba en número al Ming, milagrosamente fueron estos últimos quienes se alzaron con el triunfo. Varios miles de hombres murieron en combate. Sin embargo este lago no es famoso por eso, sino más bien porque en sus aguas se han producido tal cantidad de desapariciones, que se lo conoce como “el triángulo de las Bermudas de Oriente”, título que lo catapulta a una categoría más que misteriosa.  Aunque durante los últimos años ha aparecido en los medios por la brutal sequía que sufre y que ha puesto en serio peligro la subsistencia de las especies autóctonas, la oscura reputación de Poyang se debe a otros motivos.

Desde principio de la década del sesenta hasta finales de los ochenta, se han hundido más de 200 barcos, llevándose al fondo del lago la vida de más de 1600 personas.

Este “Triangulo de las Bermudas” se encuentra en la parte norte del Lago Poyang, en el distrito de Duchang. En la orilla norte del lago, hay un templo llamado “Templo Laoye” y así llaman los lugareños a las aguas cercanas al templo: “aguas del Templo Laoye”.  Es justamente en esta región donde un enorme barco de cerca de dos mil toneladas se perdió sin saber más nada de él, al igual que trece embarcaciones que fueron tragadas por las aguas en 1985.  El misterio más grande radica en que ninguna de las naves pudo ser recuperada pese a los esfuerzos por localizarlas.280px-Ganrivermap

Hang Xiaojin, de 51 años, ha pescado en las aguas del templo Laoye durante 20 años. “Las tormentas pueden golpear en cualquier momento”, dice Hang. Él y otros pescadores saben observar cuidadosamente todos los pequeños cambios en el lago, no importa lo lejos que viaje.

“Recuerdo un día de invierno de 2001, estábamos en el lago y todo estaba bien; luego el tiempo cambió de repente. Las olas llegaron a ser tan intensas que todos los barcos trataron de llegar a la costa”, dijo Wang Fangren a los medios de comunicación, un pescador con 50 años de experiencia en navegación. “Uno de los extremos de un buque de carga que transportaba arena se hundió de repente, todo el barco se sumergió.”poyang_china--644x362

Sin embargo, las tormentas sobre las aguas del Templo Laoye llegan en un abrir y cerrar de ojos. “La tormenta duró menos de 20 minutos y todo volvió a la normalidad como si no hubiera sucedido nada.”

El 16 de abril de 1945, un barco japonés se hundió en las aguas del Templo Laoye. Ninguna de las 20 personas a bordo sobrevivió. Posteriormente, los japoneses enviaron un equipo de rescate submarino. Sólo regreso un miembro del equipo a la superficie, los demás desaparecieron. Después de quitarse el traje de neoprene, el sobreviviente estaba aterrorizado y poco tiempo después perdió la razón. El misterio iba creciendo y la leyenda comenzaba a tomar forma. Una misión de rescate se alargó varios meses, pero no encontraron nada y varios buzos estadounidenses desaparecieron.images (3)

En 1997, la población construyó 3 presas, una estaba cerca de las aguas del Templo. Una noche, la presa de 610 metros de largo por 50 metros de ancho, y que se elevaba 5 metros por encima del agua, se hundió sin hacer ruido. Nadie tuvo una explicación al respecto.

Hace un tiempo atrás sucedió un hecho extraño que llegó a las planas de los diarios. Un periodista del Diario de Jiangxi fue con varios científicos cerca de las aguas del Templo Laoye y ni bien llegó, sintió el viento soplar de sur a norte. Sin embargo cuando miró el agua, la brisa mostraba que el viento iba de norte a sur. El viento soplaba en dirección opuesta. Mientras tanto, cuando soplaba el viento, la brisa del lago no se movía en línea recta, sino en forma de “V”. El viento extraño y la brisa hacen difícil la orientación para los pescadores.

Sin embargo, la gente cree que son los extraños vientos lo que hace estas aguas peligrosas. Jin, el abad del Templo de Laoye, dijo que el 5 de marzo de 2015, en un día tranquilo y soleado, un buque de 1,000 toneladas se hundió en las aguas. Nadie sabe por qué.

La leyenda también hace referencia a aquella vieja y tremenda batalla naval. Zhu Yuanzhang, estaba en guerra contra su rival, Chen Youliang. Cerca del lago Poyang, Zhu estaba perdiendo la batalla y se retiró al borde del Lago. No había ningún barco, pero una tortuga gigante emergió y ayudó a Zhu a cruzar el lago. Eso dicen.
images (4)

Después de convertirse en emperador, Zhu convirtió a la tortuga en general y construyó el Templo Laoye cerca del lago en su memoria. Los lugareños creen que es el espíritu de la tortuga el que causa problemas a los pescadores.

Un experto local dijo a los medios de comunicación que han descubierto lo que hace a las aguas peligrosas. “Una imagen infrarroja muestra que hay un enorme banco de arena bajo las aguas del templo Laoye. Tiene cerca de 2 kilómetros de largo y va de este a oeste. El banco de arena bloquea el flujo de agua y crea un vórtice en el lago. Es muy posible que el vórtice hunda los barcos”, dice el informe.

Sin embargo, esta teoría no puede explicar por qué nunca se encontraron los restos de los barcos hundidos.  Las noticias sobre naufragios en el lago Poyang se cuentan por decenas. En ciertos casos ha habido supervivientes, pero los lugareños cuentan que todos pierden la cordura después de la terrible experiencia.

Numerosas expediciones han tratado de investigar la zona en busca de respuestas que develen el enigma, pero hasta hoy sin éxito. Sin duda, navegar por esta agua no es nada seguro y es, sin dudas, una extraña manera de asumir riesgos.

Es otro de los misterios que el ser humano no ha sido todavía capaz de resolver.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *