El Lago Rojo de Tanzania


 En el norte de Tanzania, cerca de la frontera con Kenia y a los pies del volcán Ol Doinyo Lengai, la Naturaleza se ha empecinado en regalarnos belleza.lago-natron-2 lago-natron-aerea lago-natron-rojo lago-natron-rojo-aerea lago-natron-tanzania lago-natron-tanzania2images lagonatron

Un curioso lago de apariencia roja llamado Natron, es una masa de agua salada poco profunda de características llamativas ubicado en África, con sus aguas termales y ricas en minerales.

El lago que es alimentado por las aguas del río Ewaso Ng’iro, posee una superficie de 600 a 800 km², y hasta 1.040 km² en época de lluvias. Su nivel varía y es irregular. Cuando las temperaturas en la zona alcanzan hasta los 60°C una parte de sus aguas se evaporan, sin embargo su profundidad se mantiene en los tres metros aún en temporada de precipitaciones.

Pero no son estas las características que lo hacen increíble, sino el color que toman sus aguas, algo tan insólito como increíble.  El lago es completamente rojo, dando la sensación que el pintor natural haya equivocado la paleta o que sufra daltonismo. Debido a altos niveles de evaporación, las aguas del lago dejan una mezcla de sales y minerales llamados natrón, de ahí su nombre característico. Algunos materiales como sales de cloro, sodio y magnesio son extraídos para su comercialización.

Cuando el agua se evapora durante la estación seca, los niveles de salinidad aumentan hasta el punto en que los microorganismos amantes de la sal comienzan a prosperar. Tales organismos halófilos son algunas cianobacterias que hacen su propia comida por medio de fotosíntesis, así como lo hacen las plantas. De esta forma las cianobacterias producen los colores rojizos de las aguas. La costra de sal álcali en la superficie del lago, es también a menudo de color rojo por los microorganismos amantes de la sal que viven allí y le dan la tonalidad suficiente como para parecer que se escapó de una película de ficción.

Las figuras en forma de remolinos que se observan sobre su superficie son géiseres, unas fuentes termales que emiten periódicamente una columna de agua caliente y vapor desde el fondo del lago.  Como para aumentar la belleza de sus colores, una gran población de flamencos visitan a menudo el Lago Natron para alimentarse de las algas que allí se producen.

Sin duda, este mundo tiene pinceladas que a veces dejan pocas palabras para expresarlo. Es mejor disfrutar de las imágenes, verdad?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *