El Macadam 1


 La versión popular dice que el macadám, la superficie de caminos más utilizada en todo el planeta, lleva su nombre por una deformación del apellido de su inventor: Mc Adam.

Mac Adam

Mac Adam

 La historia es parcialmente cierta, pero la realidad dice que no fue Mc Adam el inventor de este sistema, aunque sí el iniciador de una forma diferente de circular por los caminos.

John Loudon Mc Adam fue nombrado administrador de caminos de Ayrshire, en Escocia. Corría el año 1783 y el pésimo estado de las carreteras escocesas eran un dolor de cabeza para el nuevo encargado de conservarlas.  Mc Adam no lograba encontrar la manera de mejorar las vías de comunicación, y así fue que dedicó gran parte de su vida a solucionar el tema. Durante 30 años de experimentos, en su mayoría costeados por él mismo, propuso un sistema para construir mejores caminos desde los tiempos del Imperio Romano. Probó decenas de maneras pero ninguna funcionaba, hasta que un día logró algo superior.

Su técnica consistía en colocar primero un cimiento de 25 cm de grueso hecho de piedras partidas, de 5 cm de diámetro cada uno. Sobre ellas una segunda capa de piedras puntiagudas que se trababan con las de abajo al presionarlas. La capa final se componía de guijarros que con el peso de los vehículos de la época, se convertían en polvo y rellenaba los intersticios entre las piedras de abajo. Luego, el mismo tráfico compactaba la superficie y con el tiempo se alisaba más y más.

El método de Mc Adam se usó por primera vez en Inglaterra en el año 1815 y fue un éxito. Permitió aumentar el promedio de velocidad de las diligencias, que eran indispensables para las comunicaciones y el transporte, de 8 a 13 kmtos por hora. Un aumento del 50 % en las velocidades, achicaba considerablemente cualquier viaje o correo.

Pero esto no es lo que conocemos como macadam.  Recién 18 años después de su fallecimiento, en el año 1854, el macadam moderno nació por obra de la misma casualidad.

El topógrafo británico E. P. Hooley trabajaba con una vasija de alquitrán cuando esta se derramó accidentalmente sobre una superficie áspera. Allí se solidificó hasta formar un acabado liso y duro. Con ese principio casual, agregó una capa de alquitrán a los caminos de Mc Adam y resultó un medio eficaz para unir y sellar la superficie contra el agua.  Hooley llamó macadamizado a su método, en honor del escocés pionero en la construcción de caminos.

Por eso, decir que el macadam es una deformación del nombre de su inventor, es parcialmente inexacto, ya que Mc Adam no lo inventó y nunca llegó a ver un camino de estas características, aunque seguramente estaría orgulloso y lo hubiera hecho feliz.descarga (22)
images (24)
macadam5

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Una idea sobre “El Macadam