El Navegante Solitario


mar_revolto[1]Cuando estaba empezando el Siglo XX, un 27 de septiembre de 1900, nació en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, el más grande navegante argentino. Se llamaba Vito Dumas y es reconocido por los países con más trayectoria naval, como uno de los más importantes aventureros de los mares que haya pisado este planeta. 

Tal vez por su osadía, tal vez por su coraje, o tan sencillamente porque fue el primer hombre en dar la vuelta al mundo en solitario por la ruta sur. (El primero en navegar en solitario por la ruta norte, había sido el escocés Joshua Slocum en 1895/98)vitodumas

Su historia más pequeña comenzó en 1932.  Salió desde Francia con un pequeño velero bautizado como Lehg luego de permanecer rezando en una pequeña iglesia del pueblo de Arcachón. Se lanzó a los mares y 122 días más tarde, con la sola compañía de su soledad, arribó al puerto de Buenos Aires. El viaje fue tan duro y complicado que a pesar de ser recibido como un héroe, anunció públicamente que nunca más iba a intentar una travesía tan larga y peligrosa.legh2-002

Así fue que, abrumado por una situación económica mala, vendió su velero y compró un pequeño campo donde se dedico a la agricultura. Cambió el barco por un tractor y así estuvo muchos meses trabajando la tierra. Sin embargo, al poco tiempo volvió a renacer en él, el deseo de desafiar los mares. Su historia, sin dudas, debía pasar por los peligros oceánicos y no por la tranquila vida campestre.

Con la ayuda de algunos pocos amigos, logró juntar el dinero suficiente para comprar un segundo velero, el Lehg II, fabricado en Francia en 1918. Tenía 9 metros de eslora, 3,20 de manga y dos mástiles. La idea esta vez era mucho más ambiciosa: dar la vuelta al mundo navegando completamente solo.dumaas descarga

Partió de Buenos Aires en pleno conflicto bélico, durante la Segunda Guerra Mundial, con mares peligrosos y barcos que torpedeaban todo lo desconocido.  La época no era buena para estas aventuras, pero en Vito la idea de lograrlo era obsesiva.

El 27 de junio de 1942 partió con el sueño de recorrer 20.420 millas parando solamente en unos pocos puertos.  La travesía fue muy complicada, con tormentas muy peligrosas, vientos cruzados y olas de varios metros. A mitad del viaje sufrió una importante herida en un brazo, pero con poca medicina y en el medio del mar, decidió dejarse morir y se durmió en proa. Fueron 20 horas al cabo de las cuales despertó casi curado y sin hichazones, atribuyéndole esto a un milagro de Santa Teresita de la cual era devoto.

El 7 de septiembre de 1943, despues de 437 días de navegación, arribó a Buenos Aires logrando una hazaña irrepetible. Sus sueños no pararon y aclamado como un loco de los mares y un héroe, logró otras hazañas, como unir tiempo después Buenos Aires con Nueva York sin escalas, en un velero mucho más pequeño.

El 28 de marzo de 1965, emprendió su viaje más largo. Un derrame cerebral lo alejó de este mundo y lo llevó a navegar mares desconocidos.

Vito Dumas, el navegante solitario, es un personaje muy poco reconocido en Argentina, pero sin embargo naciones con amplia historia marítima, como Portugal, Noruega, Inglaterra y Suecia lo aplauden de pie.

 

( Gracias  Román Sanchez por las correcciones aportadas)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *