El Superdinosaurio


dinosauriosEn septiembre de 2014, la noticia ocupò las páginas científicas del mundo: Un descomunal dinosaurio fue descubierto en territorio de la Patagonia argentina. En efecto, un equipo de científicos ha descubierto en la provincia de Chubut, Argentina, los restos de un enorme animal prehistórico que llegó a medir 26 metros de largo y eso que estaba aún en fase de crecimiento.

El tamaño de los huesos encontrados superan al del Argentinosaurus, el dinosaurio más grande del que se tenía conocimiento hasta ahora y que había sido hallado en la provincia argentina de Neuquén.descarga (2)

Esta vez, los restos encontrados pertenecen a la formación geológica conocida como Grupo Chubut, cuya antigüedad se estima en alrededor de 90 a 100 millones de años. En aquel período, esa parte de la Patagonia estaba cubierta por una vegetación boscosa, aunque no muy densa, con ríos de fuerte caudal. En las planicies de inundación de esos ríos se fueron acumulando los restos de estos dinosaurios. Hoy es una estepa árida y poco poblada, sobre el sur de la Argentina.images
images (1) f620x0-1712_1730_0

Un peón rural que realizaba hace diez años una recorrida por la estancia «La Flecha» halló un hueso de tamaño inusual, por lo que se alertó a las autoridades del Museo Egidio Feruglio, uno de los más prestigiosos en la investigación paleontológica.

Los investigadores –liderados por el paleontólogo de la Universidad Drexel de Filadelfia Kenneth J. Lacovara– han bautizado al ejemplar como Dreadnoughtus, palabra que proviene etimológicamente de la frase en inglés dread nothing: que no le teme a nada. El dinosaurio, mediría casi 10 de alto y pesaría unas 60 toneladas cuando murió.

Según las conclusiones publicadas en la revista Scientific Reports, el Dreadnoughtus vivió hace entre 66 y 84 millones de años atrás. Pertenecía al grupo de los dinosaurios saurópodos, conocidos como titanosaurios. La mayoría de estos gigantescos animales, según explica el informe, se conocían hasta ahora a partir de unos pocos restos encontrados.

El trabajo describe que el esqueleto encontrado es excepcionalmente completo, con más del 70 por ciento de los huesos, aunque falta su cabeza. Debido a que todos los dinosaurios supermasivos descubiertos con anterioridad sólo se conocen a partir de restos relativamente fragmentarios, ‘Dreadnoughtus’ abre ahora una ventana sin precedentes a los expertos que estudian la anatomía y biomecánica de estos animales, los más grandes que caminaron sobre la Tierra.
descarga (1)
El-descubrimiento-del-animal-mas-grande-que-existio-en-la-Tierra-1
El-descubrimiento-del-animal-mas-grande-que-existio-en-la-Tierra-3

Los restos fueron desenterrados en Argentina entre 2005 y 2013, tiempo en el que encontraron más de 100 elementos, entre ellos, la mayor parte de sus vértebras de su cola, así como una vértebra del cuello con un diámetro de más de un metro, una escápula, numerosas costillas, dedos de los pies, una garra, un pequeña sección de la mandíbula y un diente. Pero lo más notable es que se hallaran casi todos los huesos de ambos miembros anteriores y posteriores incluyendo un fémur más de metro y medio de alto y un húmero. Con las mediciones realizadas de estas dos piezas se ha podido estimar la masa del animal con absoluta certeza.

Meses atrás, sin ir más lejos, se presentaron en el sur de Argentina los resultados de otro estudio basado en unos restos encontrados también en la Patagonia, entre los que se contaba un enorme fémur de 2,40 metros, perteneciente al que consideran el mayor dinosaurio encontrado hasta ahora en el mundo. El Dreadnoughtus pertenece a su misma especie herbívora.

Los investigadores siguen estudiando los fósiles, que se encontraban en unas condiciones de conservación excepcionalmente buenas al momento de ser hallados, en 2005. Cuatro años más tarde, en 2009, se habían desenterrado ya más de 200 huesos componentes del enorme esqueleto, el más completo que se ha encontrado nunca de un exponente de sus características, según explica Lacovara en el informe.

“Contamos con 16 toneladas de huesos en mi laboratorio ahora mismo”,ha declarado el científico a The New York Times.
El rotativo estadounidense recurre a un ejemplo para explicar mejor las cifras de las inmensas dimensiones de estos superanimales y aclara que un avión Boeing 737 vacío pesa unas 43 toneladas…es decir ¡casi veinte toneladas menos que el Dreadnoughtus!. 

descarga (3) Los científicos además, han escaneado con rayos láser cada uno de los huesos y los han reproducido en figuras de tres dimensiones. Gracias a ello, otros paleontólogos tendrán la posibilidad de estudiarlos a pesar de no tener acceso directo a ellos e incluso hacer réplicas tridimensionales.

No hay dudas que el planeta ha tenido a lo largo de su existencia, una variada vida que a veces nos cuesta imaginar trotando sobre nuestro mundo…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *