El Dueño de la Lluvia



baigorri2Juan Baigorri Velar
, un argentino que había nacido en 1891, se recibió de ingeniero y a partir de allí decidió especializarse en petróleo. Cursó Geofísica en la Universidad de Milán y allí comenzó una polémica vida.

Fue en Italia donde construyó un aparato para medir el potencial eléctrico y las condiciones electromagnéticas de la Tierra. Esto sería el principio de lo que iba a ser una leyenda.

En 1938 y estando ya en Buenos Aires, descubre que uno de sus aparatos, cargado con reactivos químicos y conectado a una batería, provoca lluvias en cualquier lugar donde se encuentre. Así es que se decide a experimentar en lugares de sequía.

En la estancia “Los Milagros”, en la provincia de Santiago del Estero, hacía 16 meses que no llovía. Baigorri conecta sus instrumentos y…hace llover.  El gobernador lo cita y lo lleva a su propia estancia donde hacía mucho más de tres años que no había precipitaciones y luego de tres días de intentos, caen 60 milímetros en dos horas. En la zona de Carhué pasaba lo mismo, pero cuando llega Baigorri llueve tanto que se desborda la laguna.  Se cuentan por decenas los sitios donde este ingeniero hace llover de la nada.

El 2 de enero de 1939, Juan Baigorri Velar le aseguró al Director de Meteorología que haría llover sobre Buenos Aires, ya que el funcionario había puesto en duda los hechos y trató al ingeniero de charlatán y embustero. Baigorri, en un gesto de burlón humor, le envía de regalo un paraguas para que lo use el 2 de enero.

El 1 de enero fue un día muy caluroso y casi sin nubes. Llegó la noche y nada. En la madrugada del día 2 ni siquiera había un poco de viento, pero las pocas nubes fueron tomando poco a poco un tono grisáceo virando luego a un negro cada vez más oscuro. Unas minúsculas gotas se fueron convirtiendo con las horas en pesadas gotas gordas, seguidas por una tormenta eléctrica y chaparrones violentos. Durante horas una catarata cayó del cielo hasta el día siguiente. Los diarios de la época titulaban el fenómeno en primeras planas y con grandes moldes.

images descarga 002-300x224

Baigorri comenzó a viajar por el mundo con su extraño aparato. Pasó por Europa, Asia y África y llegó a Estados Unidos. Volvió a la Argentina y explicaba que el fenómeno ocurría por un mecanismo de electromagnetismo que concentraba nubes en el área de influencia del aparato.

Las experiencias de Baigorri Velar eran objeto de furiosas embestidas de funcionarios que no estaban de acuerdo con sus experimentos. Baigorri, cansado de las burlas oficiales, decidió retirarse y se recluyó en un largo silencio. Anciano, viudo y solo, vendió su casa y se mudó a vivir con un amigo, donde murió en el otoño de 1972. Tenía 81 años y a partir de allí, nunca nadie supo más nada de la máquina de hacer llover. Tampoco se supo si Baigorri dejó a algún sucesor secreto que la activara como homenaje durante su propio sepelio, ya que aquella tarde, mientras lo enterraban en el Cementerio de la Chacarita, se largó a llover copiosamente, como si el cielo supiera y las nubes amigas lloraran…

 

lluvia descarga (1)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *