“ATA”, un ser extraño 1


momiaatacamaOscar Muñoz, un humilde trabajador chileno, buscaba en agosto del 2003, objetos abandonados en las cercanías de una vieja iglesia del pueblo de La Noria, a 50 kilómetros de Iquique, en Chile.

Allí se topó, en el medio de una zona desértica, con un trozo de tela de color blanco que estaba atado con una cinta violeta. Con mucha curiosidad desató el envoltorio y encontró lo que terminó siendo un gran misterio.

Allí se hallaba el extraño esqueleto de un ser desconocido, de características casi humanas, pero de tan sólo 15 centímetros de altura. Según pudo saberse presentaba dientes filosos, un cráneo abultado y una extraña protuberancia sobre este. Su cuerpo escamoso era de un subido color oscuro y a diferencia de los humanos contaba con nueve costillas. Expertos investigadores centraron la discusión en dos posibilidades. Se trataba de un feto humano o animal, o peor aún, un extraterrestre fallecido en nuestro planeta. Rápidamente se negó esta última posibilidad, pero sin embargo no convencen mucho las otras. Se lo bautizó como “El Alien nortino”, “El extraterrestre de La Noria” o simplemente con el cariñoso mote de “Ata”.

images (1) Extraterrestre

Un equipo estadounidense dirigido por el científico Steven Greer, extrajo muestras de ADN de una disección que le permitió examinar su médula ósea. Los estudios realizados en Barcelona no arrojaron resultados concluyentes, aunque la gran mayoría coincide en que se trataría sin dudas de un mamífero, muy posiblemente un humano abortado. Otros dicen que podría ser la mutación de un humano varón que pudo haber vivido algunos pocos años estando capacitado para comer, respirar y metabolizar.

Pero lo más insólito de la historia no gira alrededor de la posibilidad de un ser de otro mundo, sino en la viveza de los habitantes de este que habitamos. Resulta que una vez pasado algunas semanas, Oscar Muñoz le vendió el esqueleto a un empresario chileno en 60 dólares, el cual, ni lerdo ni perezoso, cobraba a su vez 1.000 dólares por permitir sacarle una foto y 1.600 dólares por dos. Luego, este lo revendió a otro empresario que lo llevó a España, donde se presentó en un evento de Exopolítica en Barcelona en el año 2009.

Ahora científicos de la Universidad de Stanford confirmaron en un documental, que contiene material humano. Quedan dudas sobre su origen pero los trabajos apuntan a que se trató de una mutación genética que incluso llegó a vivir de seis a ocho años.

El análisis inicial determinó que se trataba de un cuerpo con dientes duros, cabeza ovalada con un bulto y nueve pares de costillas en lugar de 12 como los seres humanos nacidos sanos. Además, estaba cubierto de sarro y ennegrecido. La medida total de su cuerpo no superaba los 15 centímetros, no mucho más grande que una lapicera de uso corriente.

La información genética extraída al disecar la parte final de las dos costillas anteriores del cuerpo permitieron realizar un análisis de ADN para determinar el origen del extraño ser. El trabajo permitió confirmar que el humanoide de Atacama no es un feto ni un animal vinculado a la cadena evolutiva del hombre sino una “interesante mutación” de un humano varón que logró sobrevivir unos pocos años.

“Puedo afirmar con absoluta certeza que no se trata de un mono. Es un humano, más cercano a los humanos que los chimpancés. Vivió hasta la edad de seis u ocho años”, afirmó Garry Nolan, director de biología de células madre en la facultad de Medicina de Stanford (Estados Unidos).

“Respiraba, comía, metabolizaba. Queda el interrogante de qué tan grande era cuando nació”, apuntó Nolan. “El ADN cuenta la historia y tenemos técnicas de computación que nos permiten determinar, de hecho, que esto es humano”, sostiene el experto de la universidad estadounidense.

Uno de los desafíos a enfrentar por los científicos estadounidenses es responder por qué se trata de un cuerpo tan pequeño ya que entra sobradamente en la palma de una mano.

El científico dijo que es necesario hacer muchas más investigaciones para saber detalles más profundos acerca de esta curiosa momia, porque es demasiado chica en relación a otras que han sido encontradas en el suelo chileno y eso genera muchos interrogantes..

Uno de los elementos que llama la atención es que el pequeño ser tenía rasgos de indígenas de la región andina. Según Nolan, algunas pistas orientan la investigación hacia poblaciones que vivieron en el siglo pasado, pero la hipótesis aún no ha sido confirmada con las pruebas genéticas.

 Así es que, con la lupa de toda la ciencia encima, el pequeño Ata oculta su origen y desconcierta por su tamaño minúsculo y su incierta y desconocida existencia.

Mini-Extraterrestre-2 images El-extraterrestre-de-La-Noria-pelicula-Sirius


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Una idea sobre ““ATA”, un ser extraño

  • Raul

    es un relato muy curioso, aun asi quedamos con duda de si la historia es verdadera porque la ciencia esta muy avanzada y no sera muy difícil descubrid con exactitud de que especie se trata. mas pienso que es un caso inventado por el hombre para llamar la atención de la población con fines estratégicos.