El faro de Alejandría


images (7)Desde remotos tiempos, los faros han sido un elemento indispensable para los marinos. En un principio se trataba de fogatas encendidas en terrenos altos, pero con el tiempo el tema de los faros se fue perfeccionando.

En la época de las grandes civilizaciones de Roma y Grecia, los faros fueron construcciones altísimas que competían muchas veces en su desarrollo arquitectónico y estaban relacionados con grandes ciudades o imperios.

Uno de estos impresionantes faros fue el de Alejandría, en Egipto, a orillas del Mediterráneo. Se construyó hacia el año 280 antes de Cristo y medía 120 metros de alto, algo así como un edificio moderno de 30 pisos, una locura y una maravilla de la arquitectura para esos tiempos.

Se asegura que el fuego que se mantenía encendido en su parte más alta se podía observar a más de 50 kilómetros de distancia y era una guía indispensable para los navegantes. Durante el día, un complejo juego de espejos reflejaba la luz solar y durante la noche la luz del faro salía de una canasta de metal repleta de leña, la cual era subida a lomo de caballo por rampas especiales diseñadas internamente en espiral. Una vez llegado a unos pocos metros del borde final, se izaba mediante poleas en los últimos metros.

Sus cimientos se asevera que estaban realizados en bloques de vidrio para evitar la corrosión marina y su forma era octogonal. Se construyó con bloques de mármol unidos con plomo fundido, una técnica ya desaparecida.

El Faro de Alejandría fue uno de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y junto con las Pirámides, fue el que más tiempo permaneció.images (8)

La imagen del faro se grabó en monedas o medallas y la construcción perduró inalterada aproximadamente durante más de 1200 años. En el año 796, un terremoto lo dañó severamente y nuevos sismos en 1303 y 1323 terminaron de destruirlo. Sus restos desaparecieron por completo cuando un sultán egipcio los utilizó para la construcción de un fuerte en el año 1480. Hoy sólo quedan sus cimientos.

Había sido construido por el arquitecto Sóstrato de Cnido por orden de Ptolomeo I en la isla de Pharos frente a Alejandría.  Varios países de la Unión Europea planean la reconstrucción apoyados en un proyecto denominado Medistone, pensando en conservar los antiguos y maravillosos monumentos de la dinastía Ptolomeica, es decir desde la muerte de Alejandro Magno en el 323 a.C hasta el año 30 a.C. cuando Egipto se convirtió en provincia romana.


faro_alejandria2

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *