Fútbol Suspendido



El 27 de octubre de 1957 era un típico y fresco día de otoño en la región de Toscana, Italia.  El poderoso Fiorentina, con un equipo muy bien preparado, enfrentaba a su rival local, el Pistoiesi.fiorentina 1957 djkl

El partido de futbol había congregado a más de 10.000 espectadores al estadio Artemio Franchi. El primer tiempo se desarrolló con normalidd, pero después del descanso, una vez iniciado los últimos 45 minutos, la cancha quedó en silencio y los fanáticos dejaron de mirar el juego y alzaron la vista al cielo.

Exactamente sobre la vertical del estadio había una extraña nave con forma circular. Los jugadores tambié

Ardico Magnini, uno de los testigos, entrando a la cancha (a la derecha)

Ardico Magnini, uno de los testigos, entrando a la cancha (a la derecha)

n la observaron y el partido se paralizó.  Veintidos jugadores, el árbitro y la totalidad del estadio, quedaron estupefactos al observar ese ovni que parecía flotar sobre todos.

Uno de los futbolistas, Ardico Magnini, tal vez el más famoso del equipo, recuerda el momento casi con exactitud: “Era como un huevo que se movía lentamente. Todos quedamos mirando hacia el cielo mirando eso que era muy brillante. Nos quedamos impactados ante lo desconocido, nunca habíamos visto algo así”.

El partido fue suspendido según el árbitro, “porque los espectadores vieron algo raro en el cielo”. Parece que eso impresionó tanto que ya no fue posible proseguir.

Entre los asistentes estaba Gigi Boni, un fanático del Fiorentina de toda la vida. “Recuerdo claramente este avistamiento increíble”, dice. Su descripción de haber observado múltiples objetos difiere un poco de lo que vio Magnini.

“Se movían muy rápido y luego se detuvieron. Todo duró un par de minutos. Podría describirlos como unos tabacos cubanos. Me recordaron a estos tabacos en la forma en que lucían”. Otro de los jugadores, Romulo Tuci, cerca de sus 80 años, está de acuerdo. “En esos años todos hablábamos de extraterrestres, de ovnis y tuvimos una experiencia, los vimos, los vimos directamente, de verdad”. También recordó que un extraño material pegajoso y brillante cayó sobre el campo de juego. Otros testimonios relatan la presencia no de uno sino de varios objetos extraños en el cielo.

En los días siguientes se registraron numerosos avistamientos en los pueblos cercanos al estadio. Esa sustancia desconocida no cayó solamente en la cancha, sino que cubrió buena parte de Florencia antes de evaporarse. Quienes entraron en contacto con ese material lo describen como similar al algodón pero más débil ya que se desitegraba al tacto.

Hubo varios reportes de avistamientos de ovnis en diferentes pueblos de la Toscana durante los días que siguieron, por eso se ha descartado la posibilidad de la histeria colectiva. Incluso varios testigos reportaron haber visto un extraño rayo de luz blanca en el cielo, llegando desde el norte de Florencia.

Giorgi Batini, periodista de La Nazione salió ese día a investigar. Se encontró con un trozo de madera fuera de la ciudad cubierto con pelusa blanca. Recolectó varias muestras envolviéndolas en un palillo de fósforo y las llevó al Instituto de Análisis Químico de la Universidad de Florencia. Cuando llegó allí, encontró que otros habían hecho lo mismo.141024044700_sp_ovni_cinco_624x351_bbc_nocredit

El laboratorio, manejado por el científico Giovanni Canneri, sometió al material a un análisis espectográfico y concluyó que contenía los elementos borón, silicona, calcio y magnesio. No era radiactivo,y esto no llevó a conclusiones definitivas ya que el material se destruyó en el proceso.

Se argumentó que podría tratarse de telas de araña migrando, las cuales forman bolas que con el sol pueden producir efectos extraños.Esta teoría es apoyada por el hecho de que septiembre y octubre son los meses cuando las arañas del hemisferio norte emigran, un hecho que aún genera titulares en la prensa de hoy en día. Sin embargo, esto no convence a todos.  “Claro que sé de la hipótesis de la migración de arañas, pero no tiene sentido. Es una vieja historia estúpida”, indica Pinotti un investigador.Extrano-filamento

la extraña sustancia caída del cielo

la extraña sustancia caída del cielo

Refuta la teoría de las arañas debido al análisis químico de las muestras de “cabello de ángel”. La seda de araña es proteína, un compuesto orgánico que contiene nitrógeno, calcio, hidrógeno y oxígeno, no los elementos encontrados en las muestras de Batini y otros que fueron llevadas a la universidad.

Luego de 60 años, la posibilidad de determinar las causas es muy pequeña. “No confiaría en informes de un viejo y extraño evento como éste a no ser que haya visto los datos”, dice el escritor científico Phillip Ball. Está de acuerdo en que los elementos que fueron observados en el “cabello de ángel” no concuerdan con la teoría de las arañas.  “El magnesio y el calcio son elementos comunes de cuerpos vivientes, bóron y silicona no tanto, pero si estos fueran los elementos principales de la pelusa blanca, no me suena que vienen de arañas”, asegura.

Esto significa que sigue el misterio. No importa lo que digan los científicos, aquellos que estuvieron allí están convencidos de que lo que vieron no tiene nada que ver con algo de este planeta.  Lo cierto e insólito del caso, es que aquella tarde de otoño, un partido de futbol quedó opacado por la presencia de extrañas figuras en el cielo y debió ser suspendido ante la magnificencia del espectáculo que deslumbró a 10.000 personas. Tal vez uno de los casos mundiales con mayor cantidad de testigos simultáneos…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *