Un sable sin remache


000044226En el tango “Cambalache”, cuya letra y música pertenece a Enrique Santos Discépolo, el autor coloca una metáfora extraña. Dice: “…y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a un calefón”.  Aunque la frase parezca rebuscada, lo cierto es que tiene una explicación muy curiosa.

A principios del siglo XX, el uso de los baños en Argentina se generalizó sustituyendo a las viejas letrinas y hasta las “tazas de noche” que se utilizaban antes. En estos baños del 1900 comenzaron a aparecer los novedosos inodoros, los lavabos y las duchas y por consiguiente un calefón para calentar el agua. Todo un lujo que superaba lo conocido. Sin embargo, el papel higiénico tardó en imponerse y además, cuando apareció era un artículo de lujo bastante caro. Por esa razón, eran buscados los papeles más sedosos, como por ejemplo los que venían envueltas las manzanas u otros productos agrícolas.

Pero tal vez el más famoso era el llamado “papel Biblia” que era muy liviano, delgado y extremadamente suave.  Por ese entonces, existían muchos misioneros cuya función era distribuir la Biblia Protestante, para lo cual regalaban ejemplares en las calles, plazas, parques y paseos a todo aquel que lo solicitara. Y como somos argentinos, nos avivamos pronto. Muchos habitantes del territorio de nuestra patria parecían fanáticos devotos y aceptaban con una sonrisa tales gentilezas, aunque sean de la grey católica.

Retiraban las Biblias protestantes que venían de obsequio y las llevaban a sus casas con una sonrisa. Los que obtenían el sagrado libro, les hacían una perforación en la tapa y las colgaban en un gancho de alambre que se conocía en aquel entonces con el nombre de “sable sin remache”. Esto se ubicaba cerca del calefón, bien a mano de retrete, para ir arrancando de a poco las hojas de las Santas Escrituras. Aunque la historia parezca muy bizarra, es rigurosamente cierta y el tango Cambalache, escrito por este genio de las letras en 1934, sigue estando tan vigente como el primer día. Muchas veces la fe, sirve para actividades no tan santas.

images (18) Cambalachebiblia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *