Isla de las Muñecas


Xochimilco

Xochimilco

México es un país tan bello y fascinante como sorprendente. En pleno corazón de su capital, en el Distrito Federal, se encuentra una región de lagos y pantanos que son visitados por miles de turistas y mexicanos al año.

El lugar, desbordante de un encanto muy particular, invita a recorrerlo a bordo de las chalupas o las trajineras, pequeñas balsas pintorescas mientras los mariachis hacen sonar sus acordes y las barcazas del lugar, coloridas y bellas son un canto a la alegría.

Sin embargo, muy cerca de ese entorno se levanta misteriosa y aterradora, la Isla de las Muñecas. En medio de un pantano, cuelgan miles de cabezas de muñecas, bebés de plástico, yeso o cerámica que penden de los árboles o de los techos de las casas de la zona.

El islote causa asombro y produce una macabra sensación de pánico entre canales laberínticos y pequeñas porciones de tierra que se desparraman sobre las aguas de Xochimilco.images (2)

La historia dice que fue Julian Santa Ana Barrera, un isleño muy particular que vivió en esa zona, el que inició la costumbre de colgar muñecas de los árboles. Era un hombre humilde y algo tímido que todos los días bajaba al pueblo con su carretilla para vender lo que la tierra daba en sus alrededores. Al mismo tiempo pregonaba la palabra de Dios y luego volvía a su vivienda, en silencio y siempre retraído en sus pensamientos.

Durante años vivió recogiendo muñecas rotas por donde las pudiera encontrar. Luego las colgaba de las ramas para espantar a los espíritus de su pequeña isla. Esa costumbre la tomó luego que una niña murió ahogada cerca de su terreno, frente a su chinampa.  Afirmaba él, que a partir de ese día se oían pasos y lamentos de mujer, por lo que se le ocurrió espantar a los fantasmas con muñecas que se agitaban con el viento.descarga (1) ataud-colgantes

En abril de 2001, el anciano Julián se acercó al canal para pescar, mientras le comentaba a su sobrino que una sirena se lo quería llevar. Para evitar eso se puso a cantar y tal vez por distracción cayó al canal. El hombre de las muñecas murió ahogado y hoy el lugar es visitado por decenas de turistas que ven con asombro un espectáculo dantesco brindado por la historia y por las muñecas colgadas en árboles y casas.

El lugar, conocido como la Isla de las Muñecas, se ha convertido quizás en el sitio más tétrico de México, en una zona pantanosa que se destaca, curiosamente, por la belleza de su entorno y por la alegría de su gente.images (3) 150325050545375405 07905336-3d89-4055-8513-f5506996e534 55040

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *