Hvitserkur


places-to-see-2
En el extremo noroeste de Europa, aparece desbordante de naturaleza una gran isla rodeada de algunas otros islotes más pequeños, adyacentes al océano Atlántico. Es Islandia, un país con gran actividad volcánica y geológica que ha dejado huellas y curiosos monumentos de magma.

Uno de ellos es Hvitserkur, una llamativa formación geológica que se ha modelado hace varios miles de años atrás, apareciendo de la nada y quedando expuesta al viento y las mareas, que la han convertido en una especie de obra de arte, con formas que recuerdan la imagen de un animal extraño bebiendo agua de mar. images (3) images (2) hvitserkur

Este rinoceronte de origen volcánico se ubica al norte del país, justo al borde de la península de Vatnsnes, en la región occidental de la bahía Húnafloi y a unos pocos metros de la playa.  Tiene más de quince metros de altura y ha sido el resultado de una erupción volcánica en una de las rocas más antiguas.  La irrupción de roca ígnea ha quedado allí, al descubierto sobre el nivel del mar, donde la erosión de los materiales más finos, provocada por la formación de la bahía de los fiordos, ha modelado esta expresiva muestra natural.descarga (4)

Con el tiempo hubo lloviznas de materiales piroclásticos, que dieron lugar a una hermosa playa que alberga una enorme colonia de focas, las que le dan excelente compañía al rinoceronte volcánico.descarga (3)

La gran y variada cantidad de aves que habitan y sobrevuelan el lugar, hacen sus deposiciones blancas que han coloreado con el paso de los siglos la gran formación geológica. Por esa razón se la denomina Hvitserkur, que significa “camisa blanca”.

Las olas que azotan continuamente la costa, se han sumado a los vientos, los cuales esculpieron tres agujeros en la roca. joel-santos-iceland-18
Uno de
cuatro metros de ancho y la otra casi siete por dos metros de alto, dando como resultado esta curiosa formación similar a un rinoceronte, a un dinosaurio o a un dragón alado, según se lo vea desde distintos ángulos.  Las leyendas lugareñas cuentan que en realidad se trata de un troll, historias nórdicas que tratan sobre un temible miembro de una mítica raza antropomorfa del folclore escandinavo.  Este monstruo dicen que fue paralizado por los rayos del sol del amanecer cuando intentaba destruir el monasterio cristiano de Thingeyrar.

Sin dudas Hvitserkur impresiona y se levanta desafiante sobre el mar de Islandia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *