Judas, el amigo de Cristo


image004Judas Iscariote es uno de los hombres mas odiados de la historia de la Humanidad. Todos los llaman “el traidor”. En Los Evangelios se cuenta cómo Judas besa a Jesús en el monte de Getsemani, para mostrar a los soldados romanos quien era al que llamaban Jesús. Además lo hizo por 30 monedas y la tradición presenta este hecho como una traición y así ha llegado hasta hoy.

Pero siempre los teólogos mas heterodoxos han sospechado de la actitud de Jesús en la última cena, cuando revela que este hecho va a acontecer. El comportamiento de Jesús y la indiferencia de sus hombres es poco menos que incomprensible. ¿Porqué no actuaron para frenarle? ¿Fue realmente un traidor o fue parte de un magistral plan, ideado por un hombre como Jesucristo, inteligente y astuto?.

Lo cierto es que han sido descubiertos unos rollos en 1978, un papiro de 26 paginas encontrado en Egipto y que ha rodado desde entonces por los círculos de anticuarios y científicos, pero cuyo texto y antigüedad se desconocían.  Los estudios dieron a conocer los resultados de su restauración y traducción. Los análisis de carbono 14, la tinta, el estilo de escritura y el contenido han hecho llegar a la conclusión que se trata de un texto escrito alrededor del año 300.

El códice contiene la única copia del Evangelio de Judas, en una traducción al copto del original en griego y ya es considerado uno de los textos antiguos más importantes descubiertos en el ultimo siglo, junto con los manuscritos del Mar Muerto y los de Nag Hammadi en Egipto. Su mensaje transforma completamente la figura de Judas, convirtiéndolo prácticamente en el mejor amigo de Cristo.

En él se lo pinta a Judas como el único discípulo que conoce la verdadera identidad de Cristo y según los estudiosos “Judas no lo traicionó, sino que solo hizo lo que Jesus le pidió”. Así, dice Jesus a Judas: “Tú superarás a todos ellos. Tu sacrificarás al hombre que me recubre”. El texto se encuadra en la tradición de los cristianos gnósticos, que enfatizaban la importancia del conocimiento (Gnosis, en griego). Por ello, dicen, al entregar Judas a Jesús a la muerte, facilita su salida del cuerpo y la liberación de la divinidad que llevaba adentro.

En dos ocasiones, Jesús pidió cosas en privado a dos de sus discípulos, según el Nuevo Testamento. La pregunta es si su entrega a los romanos no sería la tercera. Según Elaine Pagels, profesora de la Universidad de Princeton, destaca que los cuatro evangelios aceptados por el canon cristiano, relatan los actos públicos de Jesús, pero no conversaciones privadas.

El diario británico The Times está centrado en esta investigación que no deja indiferente al Vaticano. Varios sectores no ven nada de malo en esta postura, ya que no solo se libraría a Judas de la tremenda carga de su traición, sino que explicaría la reacción de Jesús marcando los hechos en la Ultima Cena y la absoluta indiferencia de los demás apóstoles.

Tal vez Judas haya sido el hombre elegido para que Jesús pase a la inmortalidad total y no un simple traidor como lo pinta la historia.

 


judas4 im761040924-Papiro Artemidoro foto nueva Turín 1144350829_0

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *