Kerkouane


Kerkouane_-_panorama
descargaLos arqueólogos han luchado contra viento y marea para poner al descubierto los esplendores de una ciudad púnica hallada en 1952 en la costa noroeste de Túnez.  Mas precisamente en Kerkouane, cabo Bon.

Fundada unos 570 años antes de Cristo, la ciudad fue construida con un diseño altamente urbano, con amplias calles y buenas distribuciones. Sobrevivió más de 300 años, hasta el 256 a.C. cuando entraron los romanos y la saquearon.

Las casas tenian fachadas de arcilla coloreada y son todas muy similares. La categoría de sus habitantes se manifiesta solo por el tamaño de sus viviendas y por la orientación.

Abundantes capas de arena conservaron los estanques decorados con mosaicos de los baños y el sistema de drenaje, mientras varias figurillas halladas en el santuario sugieren que estaba consagrado a un dios de la caza y de la pesca.  La proximidad de Kerkouane al mar Mediterráneo, que ahora amenaza con inundarla, posiblemente haya sido el motivo para la creencia en dioses de tal naturaleza.

BAÑERA EN KERKOUANE

BAÑERA EN KERKOUANE


091109-kerkouane-05SZ

La ciudad cubría un espacio de aproximadamente 8 hectáreas con una población cercana a los 2000 habitantes. El sistema hidráulico urbano es de alta complejidad y disponía de drenaje de aguas sucias, cisternas y canalizaciones para recibir agua de lluvia. Cada casa tienen su propio baño, muchas de ellas con bañeras finamente decoradas en mortero rojo.

Tenían dos grandes santuarios ubicados dentro del perímetro de la ciudad y no en las afueras como era común en las ciudades romanas. Contaba con cuatro necrópolis, una de las cuales estaba destinada a los niños, los cuales eran inhumados en jarras y sepultados en hoyos.

No se sabe a ciencia cierta el verdadero nombre de esta población que pese a estar muy cerca del mar, no dispone de puerto. Los pescadores y las embarcaciones debían protegerse en las caletas cercanas, pero los barcos más grandes debían atracar en el puerto de Aspis, lo que hoy es Kélibia.

Kerkouane fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1985 y puede considerarse el único lugar púnico que no ha sufrido modificaciones a través del tiempo, ya que los romanos la abandonaron y los pueblos siguientes no la tocaron siquiera.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *