Kraken, la bestia


The_Kraken_attacks_by_Chongo_zillaAlfred Lord Tennyson, (1809-1892), poeta inglés que sentía verdadera pasión por las mitología nórdica y las leyendas medievales, es el autor de un maravilloso poema que habla de un monstruo marino de grandes proporciones.

Se trata de una criatura gigantesca que, según cuenta la leyenda nórdica, poseía forma de pulpo o calamar, y que sorprendía y aterrorizaba a los pobres incautos que osaban adentrarse con sus embarcaciones en alta mar, sobre todo frente a las costas de Islandia y Noruega.

Cuentan los viejos marinos que este animal de tremendas dimensiones, con un lomo que podía llegar a medir hasta 2500 metros, poseía unos larguísimos y poderosos tentáculos con los que rodeaba ferozmente a los barcos y terminaba llevándolos al fondo del mar.descarga (1)

Cuentan también que el animal era muy sigiloso y por lo general nadie llegaba a advertir su presencia hasta que era demasiado tarde, pues tal era su tamaño que mientras mantenía sus tentáculos ocultos parecía una pequeña isla en medio del mar. Al parecer la única manera de descubrirlo era mirar hacia el fondo del océano, pues entonces se podrían descubrir sus rojos y brillantes rojos traspasando la oscuridad que emanaba desde el fondo marino. Es obvio que estos relatos ayudaban a crear en la mente de algunos marinos, figuras espantosas que atemorizaban al más bravo, en las noches estrelladas de los océanos muchas veces inescrupulosos. Curioso resulta conocer que la única forma que existía de apaciguar su furia era celebrando sobre su superficie, siempre y cuando se pudiera pisar su lomo mientras dormía, una misa o acto religioso.Kraken-wallpaperYa en 1555 el naturalista de origen francés Pierre Belon hablaba en sus libros de un calamar gigante con apariencia monacal del que incluso llegó a realizar un dibujo detallado. El lo llamaba algo así como “monje marino”.
Siglos más tarde, allá por el 1800, otro naturalista de nombre Pierre Denys de Monfort, reconociendo su existencia, lo denominó Kraken al relacionarlo con las islas misteriosas que aparecían y desaparecían, y que eran descritas en la mitología y leyendas nórdicas, pero ya no lo veía tanto como un ser fabuloso, sino más bien como una especie desconocida de cefalópodo de tamaño gigantesco y que vivía en los mares del Norte. Por cierto, en noruego “kraken” significa fabuloso monstruo marino.kraken2

Desde fines del siglo XVIII, el Kraken se ha representado en varias formas, principalmente como grandes criaturas similares a pulpos, y a menudo se ha afirmado que podría haberse basado en observaciones de marineros de calamares gigantes. En las primeras descripciones, sin embargo, las criaturas eran más similares a cangrejos parecidos a pulpos y, en general, poseen rasgos que se asocian con las grandes ballenas en lugar de con los calamares gigantes. Algunos rasgos del kraken se asemejan a las actividades volcánicas submarinas que ocurren en la región de Islandia, incluida el agua burbujeante, las corrientes peligrosas y la aparición de nuevos islotes, aunque dicen que el mayor peligro no era su ataque, sino la tremenda succión que provocaba el remolino que se producía cuando se sumergía en las profundidades.kraken (1)


Si bien es cierto que muchas veces los relatos parecen frutos de una imaginación muy fructífera, también es cierto que las profundidades marinas aun no han sido los suficientemente exploradas.  Año tras año, aparecen ante la ciencia, seres de los cuales no se tenía noción de su existencia.

Por eso, la historia del Kraken, sigue estando latente en muchos lugares del mundo y aunque no ha sido visto en los últimos años, su recuerdo aún persiste como real a través del relato de los ancianos marinos y de los pobladores costeros que creen en su existencia.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *