La Cueva de Movile 1


MOVILE PLANO RUMANIAA pocos kilómetros del Mar Negro, en Rumania, la vida parece haberse detenido hace más de cinco millones de años.  Es poco tiempo para la vida del planeta, pero una eternidad para el hombre…

Efectivamente, una singular cueva bautizada como la Cueva de Movile, fue descubierta en 1986, en la época en que el dictador Nicolas Ceacescu gobernaba la República Socialista de Rumania.  Por puro azar, un grupo de técnicos afines al poder, buscaban un terreno apto para la instalación de una central nuclear. Desde aquel año, el acceso a la cueva no está permitido y solo se puede ingresar mediante un permiso especial de alto costo, razón por lo cual son muy pocos los científicos que han podido acceder al privilegio de observar el extraño ambiente que se desarrolla en su interior.

La vida se despliega aquí adentro de un modo diferente. Pequeños invertebrados, escorpiones de agua, centípodos, sanguijuelas, arañas e isópodos son los habitantes de esta cueva que permaneció misteriosamente aislada del resto de la naturaleza terrestre.

El aire de sus profundidades está muy viciado y solo contiene la mitad del oxígeno que hay en el exterior. Es abundante en dióxido de carbono y sulfuro de hidrógeno y es allí, en esta extraña atmósfera donde los biólogos han logrado identificar a 48 especies de invertebrados, de las cuales 33 son únicas y endémicas exclusivas de la cueva.

Un escorpión devora un crustáceo albino.

Un escorpión devora un crustáceo albino.

Estrechos túneles de piedra caliza recorren la cueva, con cañones verticales muy oscuros y húmedos, ya que esto ha quedado completamente aislado de la luz del mundo por lo menos en los últimos cinco millones de años.  Según opinan los científicos, todas las especies de insectos que habitan aquí, acabaron allí por accidente, no pudiendo encontrar la salida, mucho tiempo antes que la cueva quede aislada. Luego los invertebrados se reprodujeron y se adaptaron a este hábitat subterráneo y sin luz solar hasta nuestros días.

Cochinilla albina en la cueva de Movile

Cochinilla albina en la cueva de Movile

Sin embargo y a pesar de un ambiente hostil, la cueva es rica en vida y la mayoría de sus habitantes, son albinos y carecen de visión, lógico producto de la vida en un ambiente carente de luz.  Para compensar esta falta del sentido de la visión, una gran cantidad de estos seres, han desarrollado extremidades y antenas muy largas que le ayudan a palpar su entorno y alejar el posible peligro.

En la cueva de Movile, las bacterias necesitan obtener su energia y el carbono mediante reacciones químicas tales como la oxidación del azufre o el amonio, a diferencia de la fotosintesis de la cual se nutren sus parientes que viven en otros ecosistemas.  El agua dentro de la cueva supera los 21 grados centígrados y es muy rica en sulfuro de hidrógeno .

Centípodo de largas antenas

Centípodo de largas antenas

Estampillas que el gobierno de Rumania ha editado como homenaje

Estampillas que el gobierno de Rumania ha editado como homenaje

Esta maravilla de la Naturaleza tiene una extensión de aproximadamente cien kilómetros cuadrados, la mayor parte de ellos inaccesible.

La cueva de Movile es otro de los muchos fenómenos curiosos que nos presenta un planeta al que todavía no conocemos en toda su magnitud y que sigue asombrándonos día tras día…


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Una idea sobre “La Cueva de Movile