El Imperio Monomotapa


images (3)En el sur de Africa, entre los rios Zambeze y Orange, en lo que actualmente es la República de Zimbabwe, existió una increíble ciudad que fue el centro de una civilización conocida como el Imperio Monomotapa.

En su apogeo ocupaba también parte del territorio del actual Mozambique y hoy se lo conoce como El Gran Zimbabwe.

Las ruinas que han sobrevivido hasta nuestros días, ocupan unos siete kilómetros cuadrados y es uno de los grandes misterios desde hace siglos.descarga (5)

Fue descubierta por casualidad en el año 1868 por un cazador llamado Adams Renders. Muchos comerciantes anteriores hacían referencia a una ciudad conocida como “grandes casas de piedra” y la leyenda dice que se trataría de la antigua ciudad de la reina de Saba.

Las ruinas de lo que es hoy el Gran Zimbabwe están entre las más antiguas y de mayor estructura localizadas en el África Subsahariana. En su apogeo, se cree que el Gran Zimbabwe albergaba a unos 18.000 habitantes.  La ciudad en ruinas consta de tres partes: la llamada Acrópolis, que se alza sobre una colina en medio de curiosas formaciones rocosas, el valle de las Ruinas y el recinto Elíptico o Gran Plaza. Más de 300 estructuras se han localizado hasta el momento aunque se especula con que hay muchas más por un área que ocupa más de 100 kilómetros de diámetro.vista-de-la-planicie-que-rodea-la-muralla-de-gran-zimbabwe_galeria_principal_size2 Ruinas-Gran-Zimbabwe-10-Masvingo-Zimbabwe-Viaje-por-África1 Ruinas-del-Gran-Zimbabwe-Africa1 images (5) images (4) images (2) descarga (6)

Los distintos tipo de estructuras pétreas que se han encontrado en el sitio arqueológico dan una idea del estatus social ya que las estructuras más elaboradas probablemente se construyeron para los reyes, las cuales se encontraban más alejadas del centro de la ciudad.  Uno de los recintos más impactantes está rodeado por una muralla de piedra de 250 metros de largo construida sin mortero y cuyas piedras están talladas como ladrillos. Tiene una altura de entre 5 y 10 metros con un interior del recinto  distribuido en numerosos edificios y plazas pequeños que no se sabe para qué servían. Sin embargo, el mayor misterio de todos es la torre cónica situada junto al muro que se encuentra en la parte exterior.   Dicha torre ha estimulado la fantasía de los investigadores desde siempre, ya que no desempeña ninguna función aparente y carece de puertas, ventanas y escaleras.  Para unos es una torre de observación, para otros es un mojón de señalización y no faltan los que opinan que se trata de un emblema fálico religioso.

El arqueólogo Wilfried Mallows opina que Gran Zimbabue fue un importante centro comercial que fue utilizado por los árabes como enclave para el tráfico de esclavos. El singular carácter de la ciudad en ruinas y su fascinante relación con Arabia, la India y el Lejano Oriente dan alas a la especulación de investigadores y la convierten en uno de los monumentos más grandiosos y enigmáticos del mundo.

Los arqueólogos han determinado que Gran Zimbabwe fue construida hace aproximadamente entre doce y quince siglos atrás por los shona, que se hicieron muy ricos traficando con artículos y piezas de oro. Sus sumos sacerdotes, adorados como divinidades, vivían probablemente en la ciudad.

La primera excavación arqueológica verdaderamente científica se llevo a cabo en 1905 por David Randall-Mac Iver.  Relató que había encontrado objetos con un origen eminentemente africano. En 1929, Gertrude Caton-Thompson fue la primera arqueóloga que, de manera tajante, aseveró que aquellas ruinas había sido levantadas por africanos.
Algunas personas sostienen que el Gran Zimbabwe fue creado por los dioses hace cientos de miles de años atrás, y que la tierra mantiene una conexión cósmica con estos seres divinos. Como resultado, muchas personas visitan el Gran Zimbabwe para meditar y comulgar con lo más profundo de la energía que se dice que residen en el lugar.

Sea como fuere, esta ciudad africana sigue siendo un enigma para la mayoría de los historiadores.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *