El Misterio de Laetoli


Mary Leakey

Mary Leakey

En el año 1979, la antropóloga Mary Leakey, esposa de Louis Leakey uno de los más conocidos antropólogos del siglo XX, se encontraba acompañanbdo a su marido en una de sus tantas expediciones.  Esta vez estaban en la región de Laetoli, territorio de Tanzania.

En determinado momento Mary observó unas curiosas pisadas sobre un terreno de ceniza volcánica e inmediatamente alertó a Louis. Eran las marcas de tres individuos y se presentaban como muy similares a pisadas humanas, sin embargo el problema se presentó cuando fueron datadas. Las pisadas de Laetoli tienen una antiguedad de más de tres millones y medio de años, algo que la ciencia no puede aceptar.

El hallazgo fue examinado por expertos en huellas, antropólogos, especialistas en marcas de animales, arqueólogos y otros profesionales que aportaron sus conclusiones a diversas revistas científicas e incluso a la National Geographic.images (2)

pie imagesLas pisadas apenas difieren de las marcas de un hombre actual y eso desconcierta a los profesionales, sin embargo a pesar de que esto probaría en parte la existencia del hombre hace millones de años, la ciencia ha determinado que se trataría de una marca que pertenece al Australopitecus Afarensis, pese a que las huellas de este homínido que existió hace cuatro millones de años, no coincide en lo más mínimo con estas.  En principio no tienen el dedo gordo del pie móvil como los simios y además tienen un arco típico de los humanos modernos.

Por su parte Mary Leakey opina que podría tratarse de un simio similar al hombre, pero aunque aún no se ponen de acuerdo entre los científicos, lo que pone en aprietos a estos es la cantidad de utensilios y piezas artificiales pertenecientes al Precámbrico halladas en la zona. Por lo tanto, la existencia de elementos que precisan de la habilidad de un ser inteligente para ser construídas, refuerzan la hipótesis de que las pisadas de Laetoli son humanas y se remontan a un tiempo mucho más lejano del que se supone que apareció el hombre sobre el planeta.images (1) Exposed-prints 1311103718372huellasdn 20070417klpcnatun_524.Ies.SCO

En realidad resulta difícil determinar a qué especie pertenecen las huellas, pero otros científicos opinan que la antigüedad y el tamaño no dejan muchas opciones: son de Homo ergaster o, a lo sumo, de Homo erectus primitivo. El Homo ergaster, cuyos restos se han localizado en diversos países africanos, fue el primer homínido con las mismas proporciones de las extremidades, piernas largas y brazos más cortos, que el Homo sapiens moderno.

El yacimiento de Laetoli, que se encuentra a 45 km al suroeste de la garganta de Olduvai próximo al Parque Nacional del Serengeti, contiene además de estas pisadas de “hombre moderno” miles de pisadas de animales.

Pese a los adelantos científicos, la llegada del hombre a este mundo sigue siendo… una duda razonable.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *