Lo Sabías?


En la escuela nos enseñaron que las tres mayores pirámides egipcias son las de los faraones Keops, Kefrén y Micerinos.

Nada más lejos de la verdad. La culpa de este tremendo error lo tiene Heródoto que es uno de los más grandes historiadores griegos, considerado como el Padre de la Historia. Resulta que el hombre, un día decidió visitar Egipto,  y llegó por esas tierras como turista hospedándose en casa de gente común, allá por el 430 antes de Cristo.

Cuando vio las pirámides preguntó qué eran y le contaron que eran las tumbas de Khufu, Khafa y Men Kau Re.   Heródoto, ya mayor y algo sordo, no entendió lo que le indicaron y alcanzó a apuntar lo poco que logró escuchar. Y así fue que, confundido por el palabrerío y la pronunciación, escribió “Keops, Kefrén y Micerinos”.

Incluso ni siquiera eran faraones, porque ese título comenzó a utilizarse muchos siglos después. 

Hasta la fecha, el error continúa y aunque esto parezca insólito, es históricamente cierto. Jamás existieron ni Keops, ni Kefrén ni Micerinos, al menos con esos nombres.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *