Lo Sabías?


Hoy es muy común que aceptemos como necesarios algunos inventos que nos parecen habituales.  Por ejemplo, el papel higiénico.

Sin embargo, antes de su invención, la gente también se higienizaba, pero con otros materiales. Se usaban pieles, trapos, lechuga, césped, cascara de coco y hasta hojas de choclo. Los griegos de antes usaban piedras o arcilla y los romanos usaban esponjas empapadas en agua salada.  Fueron los chinos los primeros en crear el papel en el siglo II antes de Cristo, pero de un tamaño incómodo: medían mas o menos 50 x 90 centimetros y eran hojas sueltas.

A partir de ese momento evolucionó considerablemente y ha servido no solo para lustrar traseros. Por ejemplo, el uso del papel higiénico fue fundamental y estratégico en la Operación Tormenta del Desierto, durante la Guerra del Golfo (invasión a Irak en 1990). Resulta que el color de los tanques estadounidenses contrastaba demasiado con las blancas arenas del desierto y no se contaba con el tiempo necesario para repintarlos. Una idea muy extravagante fue envolverlos en papel higiénico como técnica de camouflaje de absoluta emergencia.  El resultado fue óptimo y la embestida final se hizo con los tanques a toda velocidad y varios de ellos con los rollos de papel al viento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *