Lo Sabías?


images (5)En 1893, el pequeño Alfonso XIII que fuera rey de España, había perdido un diente a los ocho años.  Por esa razón se le encomendó al jesuita Luís Coloma que inventara un cuento para tranquilizar al niño que no encontraba consuelo.

Coloma imaginó a un pequeño roedor que vivía con su familia dentro de una lata de galletas en la entonces famosa confitería Prats, a poco más de cien metros del Palacio Real de Madrid.  Lo describió como un animalito muy pequeño, con lentes de oro y sombrero de paja, llevando en sus espaldas una vistosa cartera roja. El pequeño roedor se deslizaba por las cañerías para poder llevar al palacio algún que otro regalo, como así también a los hogares más pobres de los niños que habían perdido sus primeros dientes de leche.descarga (4)
Había nacido para quedarse en el imaginario popular, el ya famoso Ratón Pérez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *