Lo Sabías?


images (6)En los tiempos de Abraham, los hombres del imperio romano, cuando juraban decir la verdad, no colocaban como puede pensarse, la mano sobre el corazón.

Apoyaban su mano derecha sobre los testículos en señal de no estar mintiendo y como promesa de honestidad.images (5)

De allí proviene la palabra “testimonio”, relacionada con esa llamativa costumbre.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *