Mar de Luz


images (1)Desde tiempo inmemorial, los marinos han reportado la observación de una extraña iluminación que puede apreciarse en el mar. Se trata de un brillo muy intenso que surge de la superficie del océano y puede iluminar una gran parte del mar, hacia el horizonte y en todas direcciones.

Incluso, este extraño fenómeno ha sido relatado en la novela de Julio Verne “20.000 leguas de viaje submarino”, especulándose con que el autor pudo haberlo observado en forma personal o relatar la historia por boca de alguno de sus conocidos. En esa obra, era cuando el Nautilus atravesaba una capa de agua fosforescente, atribuido en la novela a gran cantidad de animales marinos luminosos.

Hasta el día de hoy, la ciencia no ha podido descifrar esto debido a la naturaleza efímera del fenómeno y a la escasez de observaciones científicas.
Sin embargo, ahora han sido los satélites los que han logrado captar fotográficamente las primeras imágenes de estos acontecimientos. Se aprecia algo así como un “mar de leche” en mitad del océano, como si desde abajo llegara una gran luz que abarca kilómetros a la redonda.images images (3) images (2)

Las imágenes tomadas por los satélites meteorológicos de EEUU muestran una vasta región del Océano Indico, de 250 kilómetros de extensión, que estuvo brillando durante tres noches seguidas. Esto también fue captado por varios barcos situados en la misma zona, cerca de las costas de Somalia. Una de las teorías, aún no probada, es que se trataría de una bacteria bioluminiscente, que produciría el brillo en contraste con los parpadeos luminosos producidos por otro tipos de organismos.  Sin embargo esto es poco probable ya que antes de producirse la luz, tendría que haber una altísima concentración de estas bacterias y esto es muy difícil de aceptar.F8A atmosfera terrestre desde el espacio
La luminiscencia fue captada pòr primera vez en 1995 por un satélite estadounidense y el análisis de las imágenes confirma que el fenómeno se ha detectado sobre todo en el Océano Indico, cerca de Indonesia, por donde hay gran actividad naviera y comercial.

Sin embargo hay mucha información de testigos que dicen haber observado esto en otros lugares, teniendo estas historias una antigüedad de más de 2.000 años, ya que se conoce al menos desde 250 años antes de Cristo.  En el siglo XVII, los marinos lo comentaban asombrados y desde 1915 se han documentado 235 casos con múltiples testigos.

No hay dudas que el mar sigue siendo, pese a nuestros adelantos tecnológicos, un enorme misterio en este planeta azul donde el agua es el principal componente.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *