Matusalen…el àrbol


Tal vez cuando fueron construidas las pirámides de Egipto, haya existido ya un árbol que aun está vivo.

Se trata de un ejemplar de un pino longevo (Pinus longaeva), considerado el ser vivo mas antiguo del planeta con más de 4848 años.

Se lo conoce con el nombre de Matusalen, como recordando al personaje bíblico que vivió una eternidad.

Esta especie singular se encuentra en el Bosque Nacional Inyo, en el centro de California, pero es imposible visitarlo.

Así lo estableció el Laboratorio de Investigación de los Anillos de los Árboles de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, una de las autoridades mundiales del tema, al solo efecto de evitar desmanes, robos o daños.  El lugar donde habita es un secreto,ya que ni siquiera se conoce una imagen verdadera de este fenómeno y todas las fotografías pertenecen a àrboles similares.

Fue descubierto en 1930 por un paleontólogo que estudiaba eventos del clima en la historia a través de los anillos de los árboles.  Estos pinos crecen a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, en una tierra árida azotada por vientos helados y es esa adversidad del clima lo que los hace tan longevos.

Matusalen tuvo un antecesor que fue derrtibado el 6 de agosto de 1964 por un estudiante de la Universidad de Carolina del Norte que desconocía las características y consideró oportuno estudiarlo para la investigación.

El árbol derribado se llamaba Prometeo y se calcula que al momento de morir tenía 4900 años y había crecido encadenado a la montaña que lo vio nacer, igual que el gigante de la mitología griega. Se trataba de un tesoro de la Edad de Bronce y se había desarrollado en el Parque Nacional de las Grandes Cuencas, en Nevada, Estados Unidos.

Sus restos se guardan hoy en tres cajas en el Laboratorio de Investigación de los Anillos de los Árboles, en la Universidad de Arizona, EE.UU.

Hoy el mas viejo es Matusalen y según los expertos, es un pino torcido, enredado en sí mismo, un árbol que parece más muerto que vivo, una suerte de escultura natural y un extraño legado de la Naturaleza que nunca se cansa de sorprendernos con las bellezas de todos los tiempos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *