Memoria Caprichosa


Un día del año 48 d.C, en plena cena, el emperador romano Claudio I preguntó porqué su esposa Mesalina no estaba sentada junto a él. images (23) images (24)

Sus guardias se mostraron sorprendidos y no supieron que contestar. Claudio volvió a preguntar el motivo de esa ausencia y no hubo más remedio que decirle lo ocurrido: Había sido ejecutada por adulterio con base en órdenes que  él mismo había dado horas antes. Lo había olvidado.

Claudio era un empedernido bebedor, lo cual había destruido su capacidad de recordar hechos recientes.  Aunque es muy extraña la pérdida extrema de la memoria, muchas personas sufren amnesia parcial ocasionada por diversos motivos.

Sin embargo, todos los seres humanos, olvidan a veces datos recientes. Por ejemplo, un número teefónico que acaban de consultar.

Al parecer, los recuerdos corresponden a dos niveles. Pese a todo, Claudio no olvidó otros datos, como por ejemplo que tenía una esposa que se llamaba Mesalina y que siempre cenaba con él.  El alcoholismo sólo había dañado su memoria reciente que, según la neurofisiología, es la que da minuto a minuto continuidad a la vida.

Esta parte de la memoria permite recordar una conversación, una lectura reciente o el hecho de tener que ir a la peluquería. En individuos sanos, las vivencias que tienen efectos emocionales, hechos importantes y conocimientos adquiridos, se transfieren a la memoria de largo plazo.

El mecanismo que desplaza el contenido de la memoria temporal al almacenamiento permanente es aún un fenómeno sin explicación. Del mismo modo se desconoce cómo se traen recuerdos distante a una conversación actual. Muchos investigadores coinciden en que la memoria permanente no es una sola. Las habilidades intelectuales se retienen de manera muy diferente a los hechos. Ha habido casos de personas con amnesia que no olvidan cómo hablar, aunque no recuerdan su nombre, su casa o su fecha de nacimiento.

Son contados los casos de amnesias tan graves, pero existen casos traumatizantes. La memoria del pasado distante es muy resistente y cuanto más antigua es mucho menos probable que se pierda a raíz de lesiones, enfermedades o alcoholismo crónico. Sin embargo, es muy posible que usted mismo, sin mirar hacia el inicio de esta nota que comenzó a leer hace apenas dos minutos, no pueda recordar ni siquiera las cinco primeras palabras con las que comenzamos…Preocupante no?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *