Meteoritos sorpresivos


meteoritoNuestro planeta ha sido desde sus orígenes, bombardeado por cuerpos que llegan del cielo a velocidades descomunales. 

Desde el gran meteorito que posiblemente haya acabado con los dinosaurios, pasando por el que dejó la marca del cráter Barringer (ver aquí “el cráter Barringer”)en EEUU, hasta la gran explosión de Tunguska en 1908 (ver aquí “el misterio de Tunguska”), el planeta Tierra es el blanco de millones de pequeñas piedras que caen desde siempre.

A las 10:30 de la mañana del 12 de febrero de 1947, un súper bólido se pudo observar sobre las montañas de Sijote-Alín, también en Rusia.  Era mas brillante que el Sol y el tremendo impacto se pudo detectar en un radio superior a los 300 kilómetros a la redonda. El punto de impacto fue cercano a Luchegorsk y a unos 450 kmts de Vladivostok.

Ese día una estela de humo quedó dibujada en el cielo, como si fuera una cicatriz de unos 30 kilómetros de largo. Fue tan impactante el suceso, que en 1957, conmemorando los diez años, el servicio postal de la Union Sovietica lanzó un sello en el que se veía una columna de humo.  220px-Sikhote-Alin_stamp_1957Se calcula que el peso de este visitante era de unas 20 toneladas y viajaba a 14 km/sgdo, o sea a una velocidad de 50.000 km/h.  Se partió al entrar en la atmósfera y ocasionó una lluvia de meteoritos, de los cuales al dia de hoy hay miles desperdigados por las montañas de Sijote-Alin.descarga (4) descarga (3)

Pero esta no ha sido la última vez que Rusia es sorprendida desde el cielo. El viernes 15 de febrero de 2013 un super meteorito impactó en la región de Cheliabinsk. El choque fue el mayor de los últimos cien años y superó al de 1947.  La onda expansiva ha herido a más de un millar de personas y según los primeros datos  recopilados estamos  ante un meteoroide que ha penetrado en la atmósfera a 18 km/s y ha liberado una energía total de unos 500 kilotones lo que lo convertiría en el impacto más violento contra nuestro planeta desde el famoso evento de Tunguska de 1908.tmb1_533127_20130215084619 meteorito-de-Cheliábinsk meteorito-afp_797-L0x0meteorito3-960x623
0

La NASA ha confirmado que el objeto tenía unos 15 metros de diámetro y una masa de unas 7.000 toneladas.

En los últimos 50 años es el más grande que he visto”, asegura James D. Gleason, experto en meteoritos de la Universidad de Michigan. “Tunguska, hace 106 años atrás, fue un evento enorme y éste, aunque es menor, no tiene precedente en los tiempos recientes. Un meteorito que genera esa energía en la atmósfera y produce daños en tanta gente es extremadamente raro”. Para Gleason se puede afirmar sin género de dudas que “éste es el mayor evento de este tipo que ha afectado a tantas personas. No sabemos si habrá habido otro similar sin testigos humanos, pero cuando se libera tanta energía es difícil que un impacto así pase desapercibido”.

El hecho de que estos tres bólidos que han llegado desde el cielo, no hayan impactado en ciudades pobladas, es simplemente una cuestión… de buena suerte.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *