Nessie


Nessie, es el nombre de una criatura legendaria que se dice habita en el lago Ness, un profundo lago de agua dulce cerca de la ciudad de Inverness, en Escocia.
La mayoría de los científicos y otros expertos afirman que las pruebas que apoyan la existencia de Nessie no son convincentes, y consideran dichos informes fraudes o identificaciones erróneas de criaturas reales.descarga (2)

Marmaduke Wetherell dice haber trucado la foto mas famosa

Marmaduke Wetherell dice haber trucado la foto mas famosa

descarga images (1) images mac NESS-532_1535147a

Si es que existe, es posible fuera un antiguo reptil marino, aunque puede ser que ya se haya extinguido.   Los rumores de un presunto gran animal o monstruo que mora en el lago han circulado durante siglos desde hace 1.500 años, aunque la precisión, credibilidad y veracidad de tales historias siempre se ha cuestionado. Muchos habitantes locales argumentan a favor de su existencia, sin embargo algunos escépticos sugieren que estos rumores de Nessie existen en su gran mayoría para favorecer a la industria del turismo y al folclore local.

La más antigua referencia conocida sobre una misteriosa criatura presente en el lago Ness, sería el relato de la vida de San Columba, uno de los monjes misioneros que introdujo el cristianismo en Escocia allá por el siglo VI, a comienzos de la Edad Media. Se describe cómo en el año 565 San Columba habría salvado a alguien que supuestamente estaba siendo atacado por un enorme animal en el río Ness. Sin embargo, muchos críticos han cuestionado la credibilidad de esta historia, pues existe otra historia con características fantásticas, donde se dice que Columba también habría matado a un hombre salvaje tan sólo con el poder de su propia voz. Algunas personas han asociado como primeras referencias, a antiguas leyendas locales sobre unos míticos caballos acuáticos llamados kelpies que se dicen habitarían en las profundidades de este lago. En ambas referencias se destaca que a estas criaturas no se les atribuyen las mismas características anatómicas que actualmente se les atribuye al monstruo del lago Ness aunque siempre los relatos que van de boca en boca sufren severas modificaciones con el tiempo.

El primer relato de nuestros tiempos sucedió en 1868. Un artículo publicado ese año en el Inverness Courier, periódico zonal, es el primero en referirse sobre rumores acerca de la existencia de un “pez enorme u otra criatura” en la profundidad de las aguas. Luego de pasar muchos años, en 1930, el periódico El Northern Chronicle, publicó una noticia titulada “Una extraña experiencia en el lago Ness” en la que se detalla la historia de dos pescadores que se refieren a un animal que produjo un gran remolino cerca de la orilla. En 1932, K. MacDonald afirmó que había visto a una criatura similar a un gran cocodrilo remontando el río Ness, aunque nadie le creyó.
Sin embargo, el artículo que dio forma definitiva a la teoría del monstruo del lago Ness, fue el avistamiento que habría tenido lugar el 2 de mayo de 1933. Otra vez el periódico Inverness Courier publicó la noticia de una pareja local que dijo haber visto “un enorme animal rodando y hundiéndose en la superficie”. El informe sobre el “monstruo”  se convirtió en una sensación entre los medios y se fue reproduciendo poco a poco con ese apelativo bastante sensacionalista. Las editoriales de Londres comenzaron a enviar reporteros a Escocia, e incluso un circo ofrecía una recompensa de 20.000 libras esterlinas por la captura del monstruo, premio que obviamente quedó vacante.
Más tarde ese mismo año, un señor de apellido Palmer, atestiguó un avistamiento el 11 de agosto de 1933, a las 07:00 AM y describió a la criatura como teniendo su cabeza a ras del agua. Su boca, que tenía una anchura de entre doce 30 a 45 centímetros, se abría y cerraba expeliendo agua con una abertura máxima de su boca estimada en cerca de 15 centímetros. Hasta este momento los periódicos hablaban simplemente de un pez misterioso o extraña criatura, y no se referían a la criatura como un ser prehistórico, idea que surgió bastante después.

La preocupación moderna por la criatura, ya conocida como un monstruo prehistórico del Lago Ness, fue despertada por la fotografía presuntamente tomada por un cirujano de apellido Wilson el 19 de abril de 1934, que parecía mostrar a una enorme criatura de cuello largo que se deslizaba a través del agua. Sin embargo, décadas más tarde, el 12 de marzo de 1994, Marmaduke Wetherell afirmó haber sido el falsificador de aquella fotografía tras ser empleado por el periódico Daily Mail para encontrar a Nessie, indicando también que Wilson no habría tomado la foto, y que su nombre fue utilizado solamente para darle más credibilidad a la misma.  El cirujano no existió nunca y la foto habría sido trucada. Sin embargo y a pesar de la confesión, esta foto ya había sido difundida por todo el mundo como una “evidencia absoluta”, lo cual colocó definitivamente en la cultura popular, a la leyenda del Monstruo del lago Ness de Escocia.

En la actualidad, el monstruo del Lago Ness está más cerca de la leyenda que de la realidad, pero sin embargo nadie puede descartar que criaturas de naturaleza extraña, puedan aún estar habitando el fondo de nuestros mares, aunque naturalmente estos hechos sean más difíciles de explicar si se trata de un lago, como es esta extensión de agua escocesa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *