Ogopogo


imagesAlargado, profundo y pintoresco, el lago Okanagan se encuentra en el Valle del mismo nombre, al sur de la provincia de la Columbia Británica, en Canadá.  Con una longitud de 135 kilómetros y unos 5 de ancho, presenta una superficie de 350 kilómetros cuadrados.hqdefault

 Fue aquí, donde en el año 1926 comenzó a tejerse la leyenda de Ogopogo, un inquietante ser que parece habitar en sus profundidades. Fue justamente el editor del diario Vancouver Sun, Roy Brown, quien compiló varias historias que aseguraban que en el lago vivía un extraño ser de dimensiones considerables.

Las historias se venían repitiendo desde 1872 en forma regular por todo tipo de testigos, quien lo describían como un animal de más de medio metro de diámetro y 4 o 5 metros de largo, con una cabeza parecida a la de un equino y en ocasiones similar a una cabra.  Varios especialistas coinciden en especular que de ser real esta presencia, podría tratarse de un descendiente de la Cetoides Basilosaurus, una ballena primitiva que podría tener algún grado de similitud.descarga (1) Cetoides-Basilosaurus

Una antiquísima leyenda canadiense cuenta que un habitante de la región llamado Kel-oni-wom había asesinado a garrotazos a un anciano, por lo cual el mismo dios se encargó de castigarlo convirtiendolo en serpiente marina, pero conservando su cerebro humano para que pudiera arrepentirse de sus actos malvados.  Los nativos lo bautizaron como Nha á-kti, que significa justamente “Demonio del lago”, el cual acecha en las profundidades y puede atacar a los navegantes si no se le ofrece un sacrificio animal.

Vale comentar que la leyenda de Ogopogo nació varios años antes que el monstruo del Lago Ness, se hiciera popular. El lago es el hogar de varias especies de peces, como la trucha arco iris y salmón rojo, pero sin dudas el más inquietante es el viejo y recordado Ogopogo…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *