El Misterioso Rey Pakal


Templo de las Inscripciones en Palenque

Templo de las Inscripciones en Palenque

En el estado de Chiapas, en plena selva mexicana, están las ruinas de Palenque.  Allí, bajo una pesadísima losa, reposa un hombre que no parece ser maya. Y sobre la lápida,un dibujo que refleja lo que para muchos es una clara alusión a una nave espacial, aunque para la ciencia oficial solo es una representación de la vida y de la muerte…

Sin duda, uno de los descubrimientos más asombrosos de la arqueología, es el realizado en México por el arqueólogo Alberto Ruiz Lullier en el año 1952, en la Pirámide de Palenque, más precisamente en el llamado Templo de las Inscripciones. Esto ha merecido ser divulgado en todo el mundo por la prensa conmoviendo profundamente a todos los círculos científicos especializados. Es el caso que muchos han denominado “el enigma del hombre de la máscara de jade”.descarga (1)

En esta pirámide fue descubierto el sarcófago con los restos momificados de un ser a quien los mayas habían adorado como el rey Pakal. Estaba rodeado con todos los atributos de una divinidad en el culto milenario de esa raza, llevando el rostro cubierto por una bella máscara de jade y oro. Pero lo más notable del descubrimiento lo constituye la piedra sepulcral que tapaba la tumba, una losa monolítica de 3,80 metros de largo por 2,20 de ancho y un espesor promedio de 25 centímetros con un peso de seis toneladas. En ella se encuentra esculpida nítidamente la figura de un hombre sentado en el interior de una aparato que guarda extraordinario parecido con las cápsulas espaciales empleadas actualmente por nuestros cosmonautas.

La escultura maya muestra a este ser en actitud de manejar dicho artefacto, con ambas manos en las palancas de comando claramente representadas y su pie derecho pisando un pedal.

Lleva la cabeza con un extraño casco y un vástago del mismo a manera de tubo aplicado a la nariz. El diseño de todo el conjunto comprueba la evidente intención de reproducir los complicados mecanismos de una nave espacial, cuidando incluso hasta el detalle de la expulsión de gases o fuego en la parte posterior.
Relieve-esculpido-en-la-losa-sepulcral-de-Palenque.-Para-muchos-la-imagen-muestra-a-un-astronauta
palenque1

Está demás decir que la momia, como el sarcófago y los elementos encontrados en la tumba, fueron sometidos a toda clase de prueba con que cuenta la ciencia actual pudiendo determinar la antigüedad y autenticidad de los mismos. Los resultados del carbono 14 dieron un veredicto irrefutable y desconcertante: el hombre de la Máscara de jade datan de por lo menos 10.000 años…pero lo cierto es que Pakal murió en el año 683 D.C.   O sea, que hay dos versiones claramente contrapuestas. Podría entonces tratarse del Dios Kukulkán, una divinidad de los pueblos centroamericanos que datan de mucho antes.

Máscara que cubría el rostro

Máscara que cubría el rostro

Además de las investigaciones realizadas se desprendió también que el personaje enterrado no era de raza maya. Su morfología y la estatura eran notablemente distintos a la de los mayas medios. Este hombre, sea quien haya sido, tuvo una altura de 1,72 aproximadamente y caracteristicas raciales marcadamente distintos a las de los antiguos pobladores de lo que después fue Mexico y América Central.

La interpretación de la ciencia oficial es que la escena plasmada sobre la lápida que cubre el sarcófago representa el instante de la muerte de Pakal y su caída al Inframundo. Todo el evento está enmarcado por una franja celeste, con kin que es “el día” en la parte superior derecha o noreste y akbaal , la “noche” en el extremo izquierdo o noroeste. El paso de Pakal de la vida a la muerte es representado con el movimiento del sol de este a oeste. El fondo de la escena está lleno de signos —conchas, abalorios de jade y otros— que se encuentran sobre volutas de sangre. mentiras121 maxresdefault images (1) hqdefault

En la parte inferior se simbolizan las fauces abiertas del Inframundo. El esqueleto de dos dragones, unidos por la mandíbula inferior, integran el recipiente en forma de “U” que representa la entrada al mundo de los muertos. Sus labios se curvan hacia adentro, como si estuvieran por cerrarse sobre el cuerpo en caída de Pakal. De ahí arranca el Árbol del Mundo, centro del Universo. Un Pájaro Celestial, símbolo del reino celeste, se halla sobre la copa del árbol.

Eso dice la ciencia oficial, siempre cauta al momento de dar explicaciones. Se trata entonces, afirman, tan solo de la representación de la vida y de la muerte y el descenso al inframundo.pacal

Para muchos sin embargo, esta es una prueba más que nos dice claramente que hubo un contacto más que cercano entre gente de otros mundos y nuestros antepasados. La ciencia oficial descree de la visita de posibles extraterrestres, aunque tampoco puede comprobar sus dichos en forma fehaciente y solo ha encontrado explicaciones demasiado rebuscadas en un contexto extraño y simbólico. Por el otro lado, las imágenes esculpidas en la lápida dejan muchas dudas y es muy dificil no ver allí con nada de esfuerzo, una maquinaria, palancas, pedales y lenguas de fuego…

¿Quién es entonces el ser que reposa en el subsuelo del Templo de las Incripciones?. ¿un dios? ¿un rey? ¿un astronauta de otro mundo?.

El hombre de Palenque seguirá siendo un misterio, en tanto y en cuanto los resultados que están a la vista, no coincidan con la historia de los habitantes del sur de Chiapas…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *