Palenque Mágico


 

Templo de las Inscripciones

Templo de las Inscripciones

Habíamos acampado a pocos kilómetros de la ciudad de Palenque, en plena selva chiapaneca.  Al otro día nos esperaba una jornada calurosa, pero esta noche el viento soplaba fuerte y nuestra carpa no estaba bien amarrada. Tembló durante horas amenazando volarse y casi no pudimos pegar un ojo.  Pese a todo, amanecimos  muy ansiosos y bien temprano nos dirigimos hacia las ruinas de Palenque, un lugar tan misterioso como mágico, tan increíble como real.

Palenque es una ciudad maya ubicada cerca del rio Usumacinta, en el sur de México, en el estado de Chiapas, rodeada por una espesa selva que minuto a minuto intenta recuperar el terreno perdido. Palenque es uno de los lugares donde uno se pregunta “¿Qué es esto? ¿para qué lo hicieron?”, y las respuestas tardan en llegar.

La humedad constante del lugar, sumado al calor extremo y a una vegetación realmente impresionante, hacen de esta ciudad maya un sitio inolvidable, pese a que se calcula que solamente un 10% de sus edificios han sido recuperados de la selva, permaneciendo aún ocultos más de mil construcciones de esta población que fue abandonada sin saber porqué, mucho antes de la conquista española.  El rey más conocido de esta región es Pakal, que reinó desde el 615 al 683 dC. Durante su gestión se construyeron la mayoría de los templos y edificios de Palenque. Obras como el acueducto, el Palacio, el Templo de la cruz Foliada, el Observatorio, etc, son conjuntos que impactan por su arquitectrura y mucho más por su rareza.

El Observatorio

El Observatorio

Para bajar al subsuelo del Templo de las Inscripciones, que es una pirámide escalonada de 23 metros, curiosamente hay que escalar primero hasta su cúspide y comenzar el descenso interno por una estrecha escalinata, que muy penumbrosamente y desbordante de humedad, nos conduce hasta un gran sarcófago cubierto con una losa de varias toneladas donde se halló el cuerpo del rey Pakal, cubierto su rostro por una maravillosa máscara de jade, una obra de arte que deja impresionado a todo el que la mire. El espacio es pequeño, con poco aire, pero con una pátina de misterio que lo hace sobrecogedor.

La losa que cubre este sarcófago, sigue siendo motivo de especulaciones de todo tipo, ya que grabada sobre ella, se ve claramente lo que podría ser…un cohete espacial con un piloto o astronauta manipulando sus controles.  Una extraña figura escapada del tiempo que parece haber llegado a estas tierras a bordo de una nave irreal. Para la arqueología ortodoxa, esta imagen es una simbología del poder maya y de sus reyes, simplemente un ave. Para los amantes de lo extraño, no deja de ser la clara imagen de un aparato espacial, donde se aprecian incluso con poca imaginación, sus toberas lanzando fuego.Palenque_Ruins,_la_gran_ciudad

La selva los rodea

La selva los rodea

Sea como sea, estar frente a esta sepultura que se encuentra casi dos metros por debajo de la superficie misma del terreno y con una pirámide por encima, no deja de ser una experiencia formidable, sobre todo teniendo en cuenta que la civilización maya no se destaca precisamente por no tener misterios sin resolver. Pinturas en las paredes que a pesar de la humedad de la selva y el paso de los siglos aún resplandece, junto a edificios que son testigos mudos de la desaparición misteriosa de una civilización brillante.

máscara de jade

máscara de jade

¿Pakal era un extraterrestre? ¿La imagen no es un cohete y solo representa un pájaro? ¿Dónde fueron los habitantes de esta ciudad y porqué fue abandonada?.  Preguntas y más preguntas son las que me hice mientras me retiraba del lugar y volvía a internarme en la selva enmarañada de Chiapas, al sur de México, bajo un sol abrasador y una vegetación siempre agresiva…

 

escalera que lleva a la tumba

escalera que lleva a la tumba

 

Imagen de la losa. ¿un cohete? ¿O un pájaro?

Imagen de la losa. ¿un cohete? ¿O un pájaro?

 

¿Un piloto espacial o un rey volando sobre un pájaro?

¿Un piloto espacial o un rey volando sobre un pájaro?

Dios PakalDios Pakal

Losa del sepulcro

Losa del sepulcro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *