La Panspermia


Svante Arrenhius

Svante Arrenhius


Anaxágoras
fue un filósofo griego que nació en el año 500 antes de Cristo. Fue un hombre con ideas revolucionarias para sus tiempos. Fue acusado de impiedad cuando afirmó que nuestro Sol era una masa candente y la Luna apenas una roca escapada de la Tierra que reflejaba la luz del astro rey. Se marchó de Atenas y se dejó morir de hambre en tierras lejanas.

Anaxágoras

Anaxágoras

Anaxágoras planteó hace más de 2500 años la posibilidad de que la vida en nuestro planeta haya llegado desde el espacio exterior.

Hoy eso se conoce como la teoría de la panspermia, que plantea el origen cósmico de la vida, más allá de dioses, milagros o enviados celestiales.

El científico sueco, el químico Premio Nobel, Svante Arrenhius sostuvo en 1903 que una especie de esporas o bacterias viajan por el espacio y van sembrando vida si encuentran condiciones adecuadas, ya sea de temperatura, químicas o líquidos, atmósferas o presiones no limitantes. Esas bacterias viajarían por el Universo a través de cometas, fragmentos rocosos o polvo estelar, sin importar distancias e impulsados por la radiación de los astros.

Hace unos 4.500 millones de años, nuestro Sistema Solar estaba en formación y la Tierra era bombardeada desde todos los ángulos por fragmentos y restos planetarios, meteoritos, cometas, asteroides y pequeñas piedras que literalmente llovían sobre nuestro planeta. Todos estos elementos contienen materias orgánicas y esta tormenta cósmica no duró solo unas horas, sino millones de años. Los suficientes como para encontrar condiciones aptas.

Las moléculas orgánicas son muy comunes fuera del sistema solar exterior, que es justamente de donde llegan los cometas.

Arrenhius y la panspermia

Arrenhius y la panspermia

Sin embargo la pregunta es: ¿podrán soportar las bacterias un viaje interplanetario con condiciones extremas?. ¿Condiciones como altas temperaturas, radiación, vientos solares, aceleración, etc y poder sobrevivir para llegar a planetas lejanos?.    Los científicos dicen que sí, que no hay duda que sobrevivirían largos períodos y viajes aparentemente imposibles porque la vida bacteriana es la más resistente que se conoce.

El ganador del Nobel, Francis Crick, sostiene que las semillas de la vida, pueden haber sido plantadas y difundidas por una civilización extraterrestre avanzada y el astrónomo Fred Hoyle, una eminencia, afirma también que es probabilísticamente imposible que la vida surgiera en la Tierra en forma espontánea.

La teoría de la panspermia ganó muchos adeptos entre los hombres de ciencia, cuando años atrás se analizó un meteorito marciano, el ALH 84001  en cuyo interior aparecieron bacterias fosilizadas de hace millones de años.  En otro meteorito, el Murchison, fueron halladas muestras de uracilo y xantina, las moléculas precursoras del ADN.

Si la teoría de la panspermia es correcta, es muy posible que mientras estamos leyendo esto… la vida se esté multiplicando minuto a minuto en alguno de los miles de trillones de puntos lejanos del Universo del mismo modo que hace millones de años explotó en nuestro pequeño planeta Tierra.

Si esto fuera así, seguramente Anaxágoras sonreiría feliz…

 

images shutterstock_120013600 alien_bacteria_600

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *