Las Piedras de Ica


26ap30_icaStoneA mediados de los años sesenta, muy cerca de la localidad peruana de Ica, fueron descubiertas miles de piedras grabadas con imágenes que impactaron a un médico de la zona, el doctor Javier Cabrera Darquea, un cirujano graduado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Perú.

Esos dibujos pétreos representaban la vida de una civilización humana, que había compartido su existencia con los dinosaurios, una raza de hombres que habían logrado un grado de adelantos tan grandes, que podían transplantar órganos, luchar contra grandes saurios y hasta intentar viajes interplanetarios.  Dibujos de seres humanos, peces extraños, saurios y animales voladores de épocas muy pretéritas, se mezclaban en miles de rocas que iban siendo desenterradas de un lugar cercano a la ciudad de Ica, lo cual demostraba que hace millones de años atrás, existió una civilización muy avanzada que desapareció en forma misteriosa…Piedra-de-Ica-transplante-de-corazon

Todo ello estaba grabado en las figuras de las piedras de Ica y el divulgador de estas maravillosas rocas fue el propio doctor Cabrera, que las bautizó con el nombre de gliptolitos. Este hombre abandonó definitivamente su carrera de médico para dedicarse de lleno a la investigación de las rocas y más tarde a la dirección del Museo que albergó más de 15.000 de estas piedras, mientras el mundo científico miraba con recelo el fantástico descubrimiento que podría replantear la historia de la humanidad…

images (1)Lo cierto del caso es que en los años 60, una desviación del río Ica, puso al descubierto una serie de rocas grabadas que aparecieron sobre el lecho seco. Estas piedras fueron rápidamente comercializadas por los huaqueros, buscadores de tesoros y saqueadores de tumbas, para luego comenzar a reproducirlas y falsificarlas, agregándoles detalles cada vez más increíbles, exagerados y fantasiosos. De las piedras originales actualmente no se sabe su paradero, pero de las falsificaciones con extraños dibujos, hay mas de 50.000 realizadas por un reducido grupo de parientes a lo largo de casi 30 años.ica02

El doctor Cabrera cayó en la trampa y hasta se sospecha que más tarde, ya convencido del truco, y antes de reconocer su primaria inocencia,  fue cómplice y artífice de muchos de los dibujos fuera de tiempo, realizados la mayoría de ellos por un artesano de la zona llamado Basilio Uchuya, que grababa las rocas a pedido del propio Cabrera que le facilitaba los diseños y en complicidad con su familia de artesanos .

El arqueólogo Herman Busse cuenta que en las colecciones conocidas, hay verdaderas piedras originales con figuras antropomórficas, peces, leones marinos, langostas y sapos. Nada que ver con otros grupos de gliptolitos donde aparecen dinosaurios, operaciones y trasplantes de órganos, naves voladoras, seres extraterrestres y hasta viajes interplanetarios, la mayoría de ellas realizadas imitando los estilos precolombinos.

El Dr. Cabrera en su museo

El Dr. Cabrera en su museo

Se trata pues, de una enorme falsificación y en la actualidad el mundo científico no reconoce como cierta ninguna de las apreciaciones de las piedras de Ica, o mejor dicho, de las investigaciones del afamado doctor Cabrera.  Sin embargo y pese a las pruebas en su contra, en la zona de Ica, todavía la familia Uchuya sigue vendiendo a los turistas las piedras grabadas por ellos. Y las venden, obviamente… como originales.

 

Tallador Basilio Uchuya

Tallador Basilio Uchuya

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *