Plinio, el vulcanólogo


Cayo Plinio Cecilio Segundo, era el verdadero nombre de Plinio el Joven, un abogado, científico y escritor romano que vivió en Italia durante el primer siglo de nuestra era y que fuera adoptado como hijo por su tío Plinio el Viejo, un naturalista romano que murió a causa de la tremenda erupción del Vesubio, el 25 de agosto del año 79.

descarga (4)

En efecto, vivían los dos en Miseno, a unos 30 kilómetros de Pompeya en línea recta y con la vista del Vesubio a través del mar Tirreno.  Cuando el volcán explotó, Plinio el Joven decidió contemplar el fenómeno desde esa distancia y por eso no acompañó a su tío, que dada su profesión, se embarcó para ver de cerca un acontecimiento natural que los romanos nunca antes habían experimentado.

Llegó el viejo al poblado de Estabia (hoy Castellammare di Stabia) donde vivía un amigo, pero durante la noche la erupción los obliga a huir hacia la costa, cubriéndose la cabeza con almohadas, dada la lluvia de piedra pómez y fragmentación de lava que caía incesantemente. Al llegar al mar, Plinio el Viejo muere a los 56 años, aparentemente víctima de un infarto.

Plinio el Joven le hace entonces un relato explícitamente detallado en dos cartas a su amigo Tácito sobre la muerte de su tío y le cuenta con pelos y señales cómo fue la erupción más famosa de la Historia. Gracias a ellas, hoy conocemos como se desarrollaron los acontecimientos del 24 y 25 de agosto del 79. Habla allí de la evacuación de Miseno, de una nube negra que oscureció todo y que hoy se la conoce como flujo piroclástico, la violencia y la fuerza, la lava, las cenizas y la enorme columna de humo que se elevó hasta unos 40 kilómetros de altura.

Ese día quedaron sepultadas las ciudades de Herculano y Pompeya y a partir del relato de Plinio el Joven, a estas erupciones se las conoce como “plinianas”. Por eso también se lo considera el primer vulcanólogo de la historia.

 

POMPEII - The Last Day vesubio

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *