Jumbo


Boeing-747-8El Boeing 747 es uno de los aviones más conocidos y famosos del mundo. Fácilmente reconocible por su trompa elevada, su fama reside en su enorme tamaño y la gran capacidad interna para albergar  pasajeros.

El Boeing 747 entró en servicio en enero de 1970 y permaneció siendo el rey de los cielos durante por lo menos cuarenta años, siendo conocido con el seudónimo de Jumbo. Pero porqué razón le dicen Jumbo si en realidad se llama Boeing?.

Bueno. La historia es así:  Jumbo fue un elefante que vivió y murió en el siglo XIX y que había sido capturado en Abisinia (hoy Etiopía) cuando solo tenía un metro de altura. De allí lo enviaron a París y mas tarde a Londres, donde durante casi veinte años se convirtió en una estrella del zoologico local.  Jumbo creció en forma desproporcionada y llegó a tener casi cuatro metros de altura, una enormidad para un animal de su especie.  Era tan enorme como manso y sobre él se montaron miles de niños, entre los que se cuentan a Winston Churchill y Teodoro Roosevelt, como así también la mayoría de los chicos de la realeza británica de aquellos años.

El super elefante vivió en Inglaterra hasta 1882, cuando fue vendido al mítico circo Barnum generando un escándalo de proporciones con los londinenses que lo amaban. Jumbo fue embarcado en marzo de ese año y llegó a Estados Unidos en abril. Era tan alto y pesado que no podía hacer los malabares clásicos de los paquidermos circenses, pero eso no fue obstáculo, ya que a su nuevo dueño, le reportó ganancias millonarias con solo vender entradas para ver al gigante. Pero no todo es para siempre.

El 15 de septiembre de 1885, Jumbo y su circo cruzaban una vía de ferrocarril, y según parece por un error en el cambio de señales, el enorme elefante fue atropellado por una formación. Se produjo un descarrilamiento y en el accidente falleció el maquinista y el elefante. La noticia de la muerte de Jumbo recorrió el mundo y fue un golpe impactante en todos los que lo conocían dada su enorme fama.

El esqueleto de Jumbo fue donado al Museo de Historia Natural de New York y desde 1889 se lo exhibió en el Museo Barnum como mascota estudiantil.  El gigantesco animal permaneció allí hasta abril de 1975, cuando un incendio accidental consumió los huesos del enorme elefante. Actualmente, aunque parezca insólito, sus cenizas están guardadas en un frasco de maníes en el despacho del director del Instituto.

En homenaje a este impresionante y desproporcionado animal, se ha bautizado al más grande avión de finales del siglo XX, el Boeing 747 con su nombre legendario: Jumbo. 

Visita patito.net_jumbo jumbo images (7) 220px-Jumbo03

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *