Reliquias de México


Cualquiera que haya vivido en la capital de México, o sea el México DF, sabe que en esta ciudad la cultura, la historia y los misterios de otros tiempos, están a la orden del día.

Millones de personas viajan y recorren anualmente, la linea 2 del subterráneo mexicano. Justamente allí, durante los trabajos de construcción, entre 1968 y 1979, un equipo arqueólogico trabajó noche y día en la liberación de un templo de base cuadrada que poseía un pequeño adoratorio circular en su parte superior. Todo eso era de un tiempo muy anterior a la llegada de los devastadores conquistadores hispánicos.

Obras de excavación

Obras de excavación


Pudieron rescatarlo y esta maravillosa construcción hoy se puede admirar ya que se llega a ella caminando por uno de las galerías de la estación de metro “Pino Suárez”, en pleno centro histórico de México DF. El templo estuvo dedicado al dios del viento, Ehecatl Quetzacoalt. Y eso se sabe por el descubrimiento de la figura de un mono hembra embarazada, tallada en barro. Es el animal asociado a esta deidad ubicado en la zona del templo que evoca el movimiento del viento antes de la época de lluvias.
descarga (3)dsc02278

¿Sería así el templo en la antiguedad?

¿Sería así el templo en la antiguedad?

 

Pero México conserva muchas más sorpresas en pleno corazón de su capital.  En la esquina que actualmente interceptan las calles de José María Pino Suárez y República de El Salvador, miles de personas caminan todos los días por esa concurrida zona del Centro Histórico.  No todos ellos saben que allí, delante de sus ojos apurados, sobrevive una espectacular cabeza de serpiente tallada talentosamente sobre basalto durante la época mexica. descarga dsc_0463 descarga (2)

 

La obra, maravillosa por su belleza y heroica por su permanencia en el tiempo, fue realizada para realzar la construcción del Palacio de los Condes durante la época de la Colonia. Para los mexicanos y para los amantes de la cultura americana, esta impactante cabeza de serpiente, es un orgullo del arte escultórico mexica, ya que ni la conquista ni la moderna arquitectura ha podido borrar la huella del pasado glorioso de un pueblo sacrificado y luchador.

Gracias México por respetar la historia y obsequiarla generosamente al paso de millones de transeúntes día a día durante todo el año ¡

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *