Ruidos del Mundo


Los gobiernos y la ciencia parecen estar de acuerdo en no prestarle atención a un fenómeno conocido como “The Hum”.  Es el nombre vulgar con el que se conoce un fenómeno que consiste en un persistente y molesto zumbido de baja frecuencia, de fuente desconocida y de difícil localización.images (2)

Por lo general el zumbido se localiza en un área no muy grande y de acuerdo al lugar se les da distintas explicaciones que van desde los ruidos provenientes de la actividad volcánica hasta el sonido que parecen provocar viejas maquinas abandonadas en exploraciones mineras. Ninguna convence.

Los pocos expertos que investigan el caso dan distintas opciones, que incluso llegan a afirmar que se trata de la modificación de la ionosfera, causada por el proyecto HAARP en Alaska, un emprendimiento científico montado sobre antenas que emiten frecuencias de todo tipo al espacio y del cual se sabe poco.

El 12 de enero de 2013, los habitantes de Tijuana, en México, oyeron un extraño sonido proveniente del cielo, similar a una gran tormenta. En esos minutos no hubo avión en vuelo, ni viento ni tormenta.  Fue similar a un caso en Hollywood, cuando a las 21,30 de una noche de 2010 se oyó una fuerte detonación. Se atribuyó a un aerolito caído en la ciudad, aunque otros decían que venía desde debajo de la tierra. Nunca se pudo identificar ni el origen ni el lugar exacto.tormentasolar1

En la mañana del 3 de enero de 2013, un fuerte sonido despertó a los habitantes de Red Bank en EEUU. Fue una especie de cañonazo que hizo temblar casas y edificios, pero no hubo explosión alguna en kilómetros a la redonda.images (3)

Los zumbidos, explosiones o ruidos provenientes del cielo o del interior del planeta parecen multiplicarse en diversos lugares. No hay hasta el momento explicación alguna para el fenómeno y sobran las especulaciones. El inicio de estas historias comenzó en Taos (ver nota aquí “El Ronquido de Taos”), pero son muchos los países que han reportado ruidos de esta naturaleza.

Tal vez sea el mismo planeta el que los produce, tal vez sean vibraciones del espacio o quizás sean ondas de choque de experimentos humanos no declarados. Todo se reduce a un …tal vez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *