Sobre Gustos…


20070613014351-sapos-vivosLa comida es algo indispensable para todo ser vivo. Sin embargo el ser humano presenta tal diversidad de gustos, que podría considerarse inacabable el mundo gastronómico.

Lo que algunas culturas ponen sobre su mesa, puede parecer increíble al gusto de otras.

Una especialidad de un restaurant muy famoso de Londres, es el pastel de carne de vaca y ostión, que por tradición se acompaña con un vaso de cerveza negra. Pero los miembros de por lo menos cuatro de las principales religiones del mundo encontrarían este plato poco menos que repugnante.

Los hindúes no comen carne de vaca, los judíos ortodoxos no comen mariscos, los budistas no prueban ningun tipo de carne y los musulmanes no beben alcohol, razón por lo cual este restaurant iría directamente al fracaso si dependiera de los seguidores de estas creencias.

En el mismo restaurant no probarían carne de caballo que se usa en Inglaterra para alimento canino, mientras en Francia es parte de la dieta humana…

Si a un argentino le ofrecieran carne de perro asada, seguramente pondría mala cara por poner sobre la parrilla a nuestro mejor amigo, pero sin embargo en China los perros son un manjar. También lo fueron entre los antiguos egipcios, fenicios, griegos, romanos, aztecas y hasta no hace mucho tiempo en poblados del Pacifico sur.

ruedademollejasychinchulines nzwmfm-bg images (2) images (1) descarga (2) bandeja_paisa SONY DSC 175129_net_hormigas04

Los tahitianos crian una raza canina especial para sus platos, a tal punto que al capitán Cook, marino inglés, lo invitaron a degustarlo y creyendo que era cordero, lo aprobó gustosamente entre aplausos.

En Tailandia les gusta que el licor de arroz pique un poco y para ello, dentro de la botella, ponen un ciempiés vivo…

En Colombia, unas hormigas enormes hacen parte de las delicias del país. Su nombre es muy provocativo ya que se les llama “hormigas culonas”. En México son apetecibles los gusanos de maguey y en la Florida, EEUU varios restaurant ofrecen carne de cocodrilo. En Australia son famosas las orugas, entre los navajos de América del Norte lo son los grillos, las patas crudas de pato en China y las larvas de libélula en Laos. En Argentina son exquisiteces de la parrilla los chinchulines y las mollejas, algo tan lejano del gusto hindú, como lo es el mate amargo de los rioplatenses al gusto de los japoneses.

Por eso, la comida de unos puede parecer el veneno de otros. El ser humano, en realidad, es un enorme devorador de todo lo que se pueda masticar…

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *