Lipograma


Un lipograma es un texto en el que se omite a propósito varias letras del alfabeto, por lo general cuatro de las cinco vocales.  El grado de dificultad que provoca esto, es directamente proporcional a la frecuencia que esas letras se utilizan en el idioma en que se escribe.

Por ejemplo, escribir un texto prolongado usando solamente la letra O, es algo sinceramente complicado, pero no imposible. El primer autor de lipogramas de la historia, parece haber sido el griego Laso de Herminone, que escribió dos obras completas suprimiendo en todas las palabras la letra sigma, seis siglos antes del nacimiento de Cristo.

Mientras tanto, el primer texto en castellano fue el de Francisco de Navarrete y Rivera, un poco más cerca en el tiempo, ya que en 1640, publicó un libro de rarezas donde no usaba en ninguna de las palabras la letra A.  Es conocido en nuestro país el tema musical de León Gieco, “Los Orozco”, que utiliza 492 palabras escritas solamente con la vocal O.

Hay varios autores que han firmado obras de esta naturaleza a través de los tiempos, pero quizás uno de los más asombrosos es un británico llamado Ernest Vincent Wright. Un buen día, este escritor decidió escribir una novela, y como para complicarse un poco la vida, decidió hacerla sin poner en ninguna de sus párrafos la letra E, justamente la más utilizada en el idioma inglés. Usó para eso una máquina de escribir a la que le inutilizó la tecla de la vocal, para no provocar “errores” y finalmente publicarla en el año 1939. La novela se llama “Gasdby: Champion of Youth” y terminó siendo una historia de 50.110 palabras. En ninguna de ellas aparece la vocal en cuestión, todo un logro editorial.

Como para terminar podríamos decir: “vaya, vaya…tantas palabras tan raras!  Tamaña hazaña jamás alcanzada…¡ ya basta ¡!”

images (3)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *